EEUU estima en más de 1.000 los muertos por la represión de las protestas en Irán

Por Shaun TANDON
1 / 2
Mujeres iraníes se reúnen para protestar contra la situación en Irán en el Parvis des droits de l'Homme, en París, el 2 de diciembre de 2019

Estados Unidos dijo este jueves que las autoridades iraníes pueden haber provocado la muerte de más de 1.000 personas en la represión de protestas en las últimas semanas, que según Washington suponen la mayor crisis política que ha enfrentado el gobierno de la República Islámica.

Las estimaciones surgen en un momento en que Estados Unidos aumenta las presiones contra Teherán y no descarta enviar más efectivos a la región.

"Parece que el régimen pudo haber matado a más de 1.000 ciudadanos iraníes desde el inicio de las protestas", dijo a los periodistas Brian Hook, el emisario de Estados Unidos para Irán.

El diplomático reconoció que la información es difícil de verificar porque el país restringe el acceso a información y mantiene un bloqueo de internet.

"No podemos tener certezas, porque el régimen bloquea la información", dijo Hook, que agregó que "varios miles de iraníes han sido heridos y al menos 7.000 manifestantes han sido detenidos".

Las protestas estallaron el 15 de noviembre en Irán -que sufre duras sanciones de Estados Unidos- después de que el gobierno de Teherán subió abruptamente los precios del combustible.

Hook dijo que la respuesta represiva del régimen demostró que Irán ha tenido que depender de la fuerza bruta y que estaba perdiendo apoyo incluso desde su base tradicional en la clase trabajadora.

"Esta es la peor crisis política que el régimen ha tenido que enfrentar en sus 40 años", dijo Hook.

El presidente estadounidense, Donald Trump, denunció este jueves la represión "brutal" de manifestantes, deplorando la multiplicación de arrestos en las protestas que comenzaron a mediados de noviembre en la república islámica.

"Es horrible", aseguró el mandatario estadounidense en una reunión en la Casa Blanca en presencia de diplomáticos de la ONU. "Están matando a mucha gente y arrestando a miles de sus propios ciudadanos en una represión brutal", dijo.

- ¿Más tropas a Medio Oriente? -

La cifra de muertos presentada por Estados Unidos es mucho mayor a la estimación hecha por Amnistía Internacional, que habló de 208 muertos, pero dijo que podría haber más víctimas, debido a las dificultades para verificar la información.

Irán calificó los altos índices de muertes reportados por fuentes extranjeras como "mentiras absolutas" y hasta el momento ha confirmado solo cinco decesos: cuatro miembros de la fuerza de seguridad que habrían sido asesinados por "alborotadores" y un civil.

Después, en un discurso más conciliador el guía supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, dijo que las personas muertas por la violencia serían consideradas "mártires", siempre que no hubieran fomentado las revueltas.

Hook detalló que las autoridades estadounidenses habían recibido fotos o videos de 32.000 personas, y que estaban basando sus estimaciones en esa información, así como en informes de grupos externos.

El diplomático estadounidense dijo que en Mahshahr, una localidad del sureste que alberga a parte de la minoría árabe del país, había indicios de que la Guardia Revolucionaria había perseguido a los manifestantes hasta los pantanos mientras les disparaba.

Según Hook, este incidente dejó cerca de 100 muertos.

Estados Unidos, que considera al régimen de Irán como su mayor enemigo, hizo un llamado a los iraníes a eludir las restricciones de internet para difundir imágenes de las protestas.

La situación actual hace temer que las tensiones vuelvan a agudizarse al nivel de hace unos meses cuando Washington acusó a Irán de atacar un dron estadounidense en el Golfo, tras una serie de ataques contra petroleros atribuidos a Teherán en la zona.

Un portavoz del Pentágono desmintió el miércoles un reporte del diario estadounidense The Wall Street Journal sobre un despliegue adicional de cerca de 14.000 soldados en el área.

Pero ante las preguntas de los senadores el jueves, el subsecretario de Defensa John Rood fue menos categórico al indicar que Washington estaba dispuesto a "adaptar" su presencia "al nivel de la amenaza" en los próximos días.

Según un funcionario estadounidense que habló bajo condición de anonimato con la AFP, el jefe del Pentágono, Mark Esper, planea enviar entre 5.000 y 7.000 soldados como suplemento a las fuerzas estadounidenses en Medio Oriente, sin precisar el lugar ni la fecha exactos de este despliegue.