EEUU y China se comprometen a trabajar para reducir el impacto de la crisis climática

·3 min de lectura
Trabajadores de industria. (Photo: NurPhoto via Getty Images)
Trabajadores de industria. (Photo: NurPhoto via Getty Images)

Paso importante para abordar la crisis climática entre las dos potencias que más contaminan en la actualidad. EEUU y China han anunciado conjuntamente en la COP26 que reforzarán sus acciones climáticas durante los próximos años con el objetivo de alcanzar lo pactado en el Acuerdo de París.

“Nos comprometemos a reforzar la acción climática en la década de 2020 (...) para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París”, ha anunciado en rueda de prensa el negociador chino, Xie Zhenhua.

La declaración de ambas potencias reconoce que hay una “brecha entre los esfuerzos actuales y los objetivos” del Acuerdo de París de evitar que las temperaturas a final de siglo suban más de 2ºC e intentar limitar el alza a 1,5ºC, agregó.

El anuncio se produce a dos días de que el viernes terminen las negociaciones de la cumbre del clima en Glasgow, donde se busca desarrollar el Acuerdo de París de 2015.

En el texto, reconocen “la urgencia y gravedad de la crisis climática” y se comprometen “de manera individual, conjunta y con otros países durante esta década decisiva, de acuerdo con las diferentes circunstancias nacionales”, a trabajar para evitar los “efectos catastróficos” de la crisis.

Esto contempla “la aceleración de la transición verde y baja en carbono y la innovación tecnológica climática” hacia “una economía global de cero emisiones netas” y, para ello, seguirán dialogando tanto en la COP26 “como más allá” sobre “acciones concretas”.

Acciones concretas

Para reducir las emisiones de CO2, China, primer emisor de dióxido de carbono, y Estados Unidos, el segundo, manifiestan su intención de cooperar en políticas para integrar “una alta proporción de energía renovable”.

Se refieren a la energía solar, el almacenamiento y “otras soluciones de energía limpia”, así como “estándares de eficiencia energética”, y señalan que Estados Unidos mantendrá su objetivo de “alcanzar una electricidad 100 % libre de carbono para 2035″, mientras que China hará “todo lo posible” para reducir “gradualmente el consumo de carbón”.

Pekín y Washington se refieren también al “importante papel que desempeñan las emisiones de metano en el aumento de las temperaturas” y se proponen reducirlas en la presente década.

Declaran su intención de desarrollar “medidas adicionales para mejorar el control” de esas emisiones antes de la conferencia del clima de 2022.

Estados Unidos anunció durante la cumbre climática de Glasgow su intención de reducir sus emisiones de metano al menos un 30 % para 2030 y China se compromete ahora a desarrollar un plan de “integral y ambicioso” para “lograr un efecto significativo en el control y la reducción de las emisiones de metano en la década de 2020″.

Washington y Pekín reconocen también que “eliminar la deforestación ilegal global contribuiría significativamente al esfuerzo por alcanzar los objetivos de París”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente