EE.UU. pide a la ONU que se detengan las ventas de petróleo a Corea del Norte

La embajadora permanente de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley. EFE/Archivo

Naciones Unidas, 12 jul (EFE).- EE.UU. ha pedido a la ONU que ordene a todos los países parar inmediatamente las ventas de productos petroleros refinados a Corea del Norte, al considerar que Pyongyang ha superado las exportaciones permitidas bajo las sanciones internacionales en vigor.

La solicitud figura en una carta remitida al comité de Naciones Unidas encargado de vigilar esos castigos, a la que hoy tuvo acceso Efe.

La misiva, con fecha 11 de julio, va acompañada de un informe elaborado por EE.UU. que, según Washington, demuestra que Corea del Norte ha violado las sanciones al obtener de forma ilícita productos petroleros con transferencias entre buques.

EE.UU. pide al comité de sanciones de la ONU que ordene "el paro inmediato de todas las transferencias de productos petroleros refinados" a Corea del Norte.

Además, le solicita que haga un llamamiento a todos los Gobiernos a reforzar la vigilancia ante los intentos de Pyongyang de hacerse con esos productos de forma ilícita.

El informe elaborado por EE.UU. incluye fotografías que muestran a petroleros norcoreanos supuestamente transfiriendo cargamentos, una práctica que, según Washington, está ocurriendo a "una escala mucho mayor" de lo que se había informado.

Las autoridades estadounidenses dicen tener indicios de que entre el 1 de enero y el 30 de mayo, buques norcoreanos entraron al menos 89 veces a puertos del país para "probablemente" suministrar productos petroleros procedentes de transferencias ilícitas en el mar.

Según EE.UU., incluso si esos petroleros llevaban únicamente un tercio de su carga normal, Corea del Norte ya habría superado la cuota de 500.000 barriles anuales impuesta en las sanciones de la ONU.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha aprobado en los últimos años varias rondas con importantes castigos económicos y diplomáticos al país asiático, en respuesta a sus pruebas nucleares y de misiles.

Pese al reciente acercamiento entre EE.UU. y Corea del Norte, Washington ha seguido insistiendo en la ONU en la necesidad de mantener la presión sobre el régimen de Kim Jong-un a través de sanciones.

Este año, EE.UU. ya había pedido sancionar a varias navieras que, a su juicio, han facilitado el contrabando de petróleo y carbón por vía marítima en violación de las medidas internacionales.