EE.UU. avisa del riesgo del avance militar de China para el país y sus aliados

·2 min de lectura

Washington, 11 jun (EFE).- Dos altos cargos de Inteligencia del Gobierno de Estados Unidos admitieron este viernes su preocupación por el avance militar que está experimentando China, que supone un "gran desafío" para Washington y sus aliados y que puede también poner "en riesgo" a estos países.

El director de la Agencia de Inteligencia de Defensa de EE.UU. (DIA, en sus siglas en inglés), Scott Berrier, y el director general de la Agencia Nacional de Seguridad de EE.UU. (NSA, en inglés), Paul Nakasone, hicieron estas reflexiones en una audiencia ante el Subcomité de Inteligencia de las Fuerzas Armadas de la Cámara de Representantes.

"China sigue siendo un competidor estratégico a largo plazo de Estados Unidos como una amenaza que plantea un gran desafío de seguridad: Pekín utiliza múltiples enfoques, incluyendo el espionaje diplomático, económico y militar para lograr sus objetivos estratégicos", argumentó Berrier.

Además, el jefe de la DIA aseguró que China "continúa su modernización militar durante las últimas décadas para construir una fuerza increíblemente letal que podría poner" a EE.UU. y sus aliados "en riesgo".

Berrier hizo estas afirmaciones después de que el secretario del Departamento de Defensa, Lloyd Austin, ordenase este miércoles al Pentágono que coloque a China y su fortalecimiento militar en el centro de la política de defensa estadounidense, aunque la estrategia a seguir está clasificada.

Por su parte, Nakasone dijo que contrarrestar los esfuerzos del Gobierno chino contra EE.UU. es una "prioridad" para la agencia que lidera, la NSA, responsable del monitoreo, recopilación y procesamiento global de la información y datos para fines de inteligencia y contrainteligencia nacionales y extranjeras.

Tal es la preocupación actual del Gobierno estadounidense hacia los movimientos de China que Austin sugirió este jueves establecer "una línea de comunicación directa" con China, al estilo del "teléfono rojo" que conectó la Unión Soviética y Estados Unidos durante la Guerra Fría y que ahora sigue vigente.

En una audiencia del Comité de Fuerzas Armadas del Senado de EE.UU., Austin aseguró que es "fundamental tener una línea de comunicación directa entre los militares y los miembros del Gobierno" de Estados Unidos y China.

La directriz del Pentágono y los comentarios de altos cargos de la Inteligencia de EE.UU. llegaron en un momento en el que tanto la Administración del presidente estadounidense, Joe Biden, como miembros de ambos partidos del Congreso intensifican sus iniciativas para contrarrestar las ambiciones internacionales de China.

De hecho, se espera que China esté muy presente en la gira europea de Biden, que quiere conseguir un respaldo más claro de sus aliados a su principal prioridad internacional: la intensa competición entre Washington y Pekín.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente