EE. UU. escapa de la recesión en el tercer trimestre, pero las tasas altas debilitan el consumo

La primera economía del mundo había registrado caídas del 0,4% y del 0,1% en los dos primeros trimestres del año frente a los trimestres anteriores, lo que se considera tradicionalmente como una “recesión técnica”. En el tercer trimestre, el país dejó la contracción atrás.

Un aumento en las exportaciones y que los consumidores estén gastando más ayudó a que Estados Unidos escapara rápidamente de una efímera recesión técnica en la que había entrado a mediados de este año.

Los economistas tradicionales consideran que una economía entra técnicamente en recesión cuando acumula dos trimestres consecutivos de descensos en su Producto Interno Bruto (PIB).

Estados Unidos lo hizo en el primer y segundo trimestre de este año, cuando experimentó contracciones del 0,4% y 0,1%, respectivamente, en la comparación intertrimestral, es decir, frente al trimestre inmediatamente anterior.

En el tercer trimestre, por el contrario, su actividad económica avanzó un 0,6% frente al segundo y 2,6% si se contrasta con el mismo periodo de 2021 gracias, entre otros, a un mayor gasto público tanto federal como estatal, según el reporte anticipado del Departamento de Comercio.

Más gasto, menos consumo de bienes

El gasto de los consumidores fue uno de los impulsores de la economía entre julio y septiembre. Sin embargo, lo que mejoró fue el gasto en servicios, como los de salud o los viajes, pero no el consumo de bienes, que son un buen termómetro de la salud de una economía.

El gasto en automóviles, en alimentos o bebidas, descendió en el tercer trimestre, lo que marca el nivel de demanda interna más débil en dos años. Esta es una clara consecuencia de la política monetaria más agresiva de toda una generación por parte de la Reserva Federal con la que busca enfriar el consumo y ponerle freno a la inflación más alta en 40 años.

Un descenso en la inversión residencial por sexto trimestre consecutivo bajo el peso de las crecientes tasas hipotecarias es otra de las causas de que el mercado inmobiliario se tambalee.

Este jueves, el administrador de hipotecas Freddie Mac, seguido muy de cerca por el mercado, informó que la tasa promedio de una hipoteca a 30 años alcanzó esta semana en Estados Unidos el 7,08%, su nivel más alto desde abril de 2002 y más del doble de lo que estaba hace un año.

Con Reuters y EFE