Edurne confirma en ‘Got Talent’ lo que siempre se había sospechado de ella

·4 min de lectura

Este martes, Got Talent tuvo, como es habitual, todo tipo de actuaciones. Trucos de magia, actuaciones musicales, y hasta se batió un récord mundial de hacer flexiones apoyado únicamente sobre cuatro botellas. Sin embargo, la joya de la corona de la entrega de este 20 de septiembre fue la actuación de Zlata Khomenko, una refugiada ucranianade tan solo 8 años que realizó un baile. Un número que tocó la fibra sensible del jurado, especialmente de Edurne, que confirmó lo que siempre se había sospechado de ella. Y es que es una mujer muy sensible, que se deja llevar por los sentimientos, y que terminó abrazada a la pequeña concursante.

Zlata acudió a Got Talent acompañada de su madre y de su profesor de baile. José Antonio Checa, su mentor, explicó al público la historia que hay detrás de su propuesta, la variación de Nune del ballet Gayaneh. “Es una niña refugiada ucraniana. Vino por la guerra, obviamente, y le recomendaron mi escuela de ballet. Por supuesto, está becada. La vais a ver, es una pasada, es una artista. Estoy superorgulloso de ella”, decía, aumentando así el interés de todos por ver el talento de la joven.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

La propia niña explicó que desea con mucha fuerza llegar a la gran final de Got Talent, y que sueña con ser una bailarina profesional que recorra el mundo. “Perseguid siempre vuestros sueños”, alentó a todos los presentes (y, por extensión, a todos aquellos que la estábamos viendo desde casa). Y además, aprovechó para dar un mensaje pacífico y de connotaciones políticas, algo que no es habitual en el programa de Telecinco. Así, aseguró estar muy contenta de representar a su país y pidió ayuda. “Espero que todo se acabe en Ucrania, espero que se acabe”, decía.

Edurne entonces recogió el guante de la artista y reconoció estar muy emocionada. No sabía si es porque ahora mismo es madre, pero Zlata le pareció “una excelente bailarina” e hizo todo lo que estaba a su alcance para que cumpla su sueño: darle el pase de oro. “Pienso en ti y en muchos niños de Ucrania. Me ha llegado mucho conocerte, tu actuación. Yo sé que este concurso no es el de tu país, pero yo quiero que te vayas así”, decía, para pulsar a continuación el codiciado botón de la mesa del jurado, que garantiza el pase a la siguiente fase.

MADRID, ESPAÑA - 01 DE SEPTIEMBRE: La cantante Edurne presenta
MADRID, ESPAÑA - 01 DE SEPTIEMBRE: La cantante Edurne presenta "Got Talent 8" en los Estudios Mediaset el 01 de septiembre de 2022 en Madrid, España. (Foto de Carlos Álvarez/Getty Images)

A menudo, los jueces de televisión se muestran distantes, o fríos. Pero no es el caso de Edurne, que además, sabe muy bien lo que es sentirse juzgada ante un escenario rodeada de cámaras, pues fue concursante de Operación Triunfo, y también representó a España en el Festival de Eurovisión de 2015. Su humanidad traspasó una vez más la pantalla, y demostró que es una enorme profesional de los medios de comunicación, pues sus palabras calan de lleno a quien las está escuchando, ya esté subido a las tablas del teatro donde se graba el programa o a quien está en el sofá de su hogar.

A esto le sumamos que el pasado fin de semana nos regaló otro momento de mucha emoción, y donde también quedó patente cómo se implica en Got Talent y sus pases de oro. Edurne fue una de las protagonistas de Déjate querer, el espacio de sorpresas que presenta Toñi Moreno en Telecinco, y allí se reencontró con Laura Diepstraten, cantante invidente y finalista de Got Talent 2021.

Laura quiso darle las gracias a Edurne por haber confiado en ella, por darle su pase de oro tanto en las audiciones como en las semifinales. Diepstraten le explicó que el pulsar el conocido botón significó mucho para ella como artista y como persona, y que le permitió derribar muchos muros. “La verdad es que, para mí, me gustabas mucho antes de Got Talent, pero me ganaste mucho más cuando te conocí, y para mí eso es muy importante en un artista”, le explicó a la eurovisiva, a la vez que le reconocía que soñaba con componer algo junto a ella algún día. Y con mucha sinceridad, Edurne le dijo que sí, que eso está hecho.

Hay que agradecer que en la televisión existan perfiles como Edurne en los talent shows. Ella juzga, pero no da caña, no hunde. Todo lo contrario, es una burbuja que ayuda a los demás a flotar. Su forma de hacer espectáculo es de lo más sana, dando ánimos y cariño, sin necesidad de enfundarse un personaje que no se ajuste a la realidad. Todo lo que vemos de ella es auténtico, puro corazón. Algo que a veces se echa de menos en el tipo de televisión a la que nos tienen acostumbrados.

Más historias que podrían interesarte: