Edinson Cavani y la muestra de que México no tiene nada que hacer en Qatar 2022

·Periodista
·4 min de lectura
Edinson Cavani marcó doblete y demostró que aunque su carrera no sea la de unos años atrás, es más contundente que las
Edinson Cavani marcó doblete y demostró que aunque su carrera no sea la de unos años atrás, es más contundente que las "estrellas" de México. (Foto: PATRICK T. FALLON/AFP via Getty Images)

Uruguay venció con un contundente 3 a 0 a la Selección Mexicana en el State Farm y exhibió todas las carencias que tiene el equipo de Gerardo Martino rumbo a Qatar 2022. Por su parte, Edinson Cavani demostró cómo es ser un buen centrodelantero, una especie aparentemente extinta en el combinado nacional.

México sufrió, como coloquialmente se dice, un paseo a manos de los uruguayos. Todos los niveles fueron expuestos: la dirección técnica, la planificación desde el sector directivo, los jugadores y más. Pero Cavani fue quien dio el golpe de realidad más fuerte: hasta un jugador que está en el declive de su carrera es mejor que “las estrellas” mexicanas.

Sin menospreciar la carrera de El Matador, a sus 35 años no se vislumbra como un delantero de la élite mundial (aunque una vez lo haya sido). Durante la temporada 2021-2022 con el Manchester United acumuló un total de 19 partidos en los que solamente marcó 2 goles, y pese a ello, demostró ser más que elementos como Raúl Jiménez, Jesús Corona, Alexis Vega, esos que por su edad y nivel se perfilan como “los referentes mexicanos” en la siguiente Copa del Mundo.

Cavani no demostró su mejor nivel durante su etapa con el Manchester United. (Foto: James Gill - Danehouse/Getty Images)
Cavani no demostró su mejor nivel durante su etapa con el Manchester United. (Foto: James Gill - Danehouse/Getty Images)

Si eso ocurrió con un Cavani en el último respiro de su carrera, qué podría esperar México —si no mejora—cuando se enfrente a Lautaro Martinez (tercer lugar de goleadores en Italia), o a Robert Lewandowski (campeón de goleo en Alemania) en Qatar 2022.

Aunque ya ha quedado claro que la Selección Mexicana tiene diversas áreas de mejora, el ataque es, quizá, la zona con problemas más alarmantes. No existe ese Killer, ni Raúl Jiménez, ni Henry Martin, ni Rogelio Funes Mori han demostrado ser ese jugador que pueda resolver un juego como sí lo hizo Cavani.

El juego contra Uruguay sirvió para corregir en tiempo los errores, pero revivió interrogantes que ya habían aparecido tiempo atrás. “A qué vamos al Mundial”, pues ir sin goles es ir condenados a perder.

Ante el desastroso resultado, Gerardo Tata Martino, uno de los principales señalados de la crisis del Tri, habló al respecto y afirmó que no están cerca de un nivel competitivo para el mundial.

Si nos centramos en el partido, estamos muy lejos. No pierdo de vista que solo fue un partido amistoso y esto es parte de la preparación. No estamos dispuestos a no dar pelea para competir en el Mundial...Evidentemente nos preocupa (la falta de gol), en este partido creo que no solamente hubo problemas en la definición, también hay un problema de tener más volumen de juego en los últimos 20 o 30 metros de la cancha”, aseguró después del juego.

Quizá una de las explicaciones a esta diferencia de nivel recaiga en la cultura deportiva de ambas naciones y sus futbolistas.

Luis Suárez, máximo anotador histórico en Uruguay, finalizó su contrato con el Atlético de Madrid, y aunque tuvo ofertas de diversas partes del mundo, decidió quedarse en Europa. “Me han llamado de Brasil, México, Argentina, pero sinceramente mi mentalidad y mi cabeza la tengo acá (en Europa)", dijo en entrevista con El Larguero, de España.

En una realidad casi simétrica, Héctor Herrera tomó un camino opuesto cuando se despidió del Atlético. En lugar de buscar otro club en Europa y pelear por mantenerse en el mejor fútbol del mundo, optó por llegar a la MLS con el Houston Dynamo, priorizando todo, menos el nivel deportivo.

Sin embargo, es oportuno señalar que la sequía goleadora de México no corresponde exclusivamente al delantero en cuestión, la escasa producción de juego ofensivo también es clave para entender por qué el Tri sigue sin mostrar la contundencia que se necesita para competir en un Mundial.

Ahí, los responsables son jugadores como Hirving Lozano, que aunque no jugó es de lo mejor disponible para Martino y eso que ha ido a menos con el Napoli; Jesús Manuel Corona, quien no ha sido constante con el Sevilla; o el propio Alexis Vega, que a pesar de ser uno de los mejores en la Liga MX, aún no ha dado el salto para liderar el ataque de una selección.

Competir en la zona de Concacaf brinda a México un “colchón” que le permite no tener la contundencia de selecciones como la uruguaya y aún así ganar; sin embargo, en el escenario de una justa internacional, esa carencia es lo que les aseguraría una derrota prematura.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Por estos viajes de terror nadie quiere al transporte público

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente