El edificio cerrado y atestado de gente con el que Bielorrusia se ha quitado el problema de la frontera

Las autoridades de Bielorrusia han trasladado a los inmigrantes que permanecían acampados junto a la frontera con Polonia a un centro de logística y transporte situado en la localidad cercana de Bruzgi. Otro signo de que la crisis se está calmando es que cientos de iraquíes se registraron en un aeropuerto de Minsk para ser trasladados a su país.

El traslado a este edificio es el primer gesto humanitario del gobierno presidido por Aleksandr Lukashenko ha tenido con los inmigrantes, muchos de ellos niños, desde el inicio de la crisis. Durante semanas habían vivido a la intemperie soportando temperaturas bajo cero y durmiendo sobre sábanas o colchones en el suelo mientras trataban de cruzar a la Unión Europea y mantenían fuertes enfrentamientos con la policía de Polonia.

Minsk cifra en 7.000 las personas que siguen en su territorio buscando entrar en la UE y ha pedido a Bruselas que los países de la Unión acojan a 2.000 de ellas. Sin embargo, la propuesta ha sido rechazada. La tensión está lejos de terminar.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente