Ecuador decreta toque de queda en Guayas y Esmeraldas tras jornada de violencia

REUTERS - SANTIAGO ARCOS

Tras la jornada de violencia que se vivió el martes en Guayaquil y Esmeraldas, el gobierno ecuatoriano decretó un nuevo estado de excepción y un toque de queda en estas provincias. El presidente Guillermo Lasso suspendió el viaje que tenía programado a Estados Unidos para trasladarse a Guayaquil.

Para disminuir los índices de violencia, un toque de queda ha sido decretado a partir de las 21:00 hasta las 5:00 de la madrugada en las dos provincias de Guayas y Esmeraldas, sometidas al estado de excepción tras los múltiples atentados de este 1 de noviembre.

Los 18 atentados de este martes y el asesinato de cinco policías en Guayaquil y Esmeraldas han sido tomados por las autoridades como una declaración de guerra de las pandillas y carteles de la droga que hunden el Ecuador en una violencia aparentemente incontrolable.

Tras renunciar a sus vacaciones en Florida, el presidente Guillermo Lasso se ha trasladado a la ciudad de Guayaquil con el estado mayor de la Policía y de las Fuerzas Armadas.

"Declaratoria de guerra abierta"

El mandatario afirmó que los narcotraficantes buscan causar terror entre la población tras atacar a gasolineras y a un centro de salud de la zona pobre de Bastión Popular en Guayaquil. "Son una declaratoria de guerra abierta contra el Estado de derecho, el Gobierno y contra todos ustedes, los ciudadanos. No se lo permitimos", manifestó.

En sus primeros allanamientos, la Policía y las Fuerzas Armadas han detenido a 28 personas y decomisado armas, municiones, fusiles, droga, vehículos y dinamita. Los controles en las principales carreteras del país han llevado al arresto de los dos choferes de un camión llegando desde Perú con más de 16.000 tacos de dinamita.


Leer más sobre RFI Español