Economista advierte que en cuanto el BCRA "aspire" menos pesos, se recalentará el dólar y la brecha

La implementación oficial del "dólar soja" y los pronósticos de menor inflación tranquilizaron los ánimos del mercado, pero los analistas advierten que influye en esta calma una medida que es transitoria, no cambios profundos.

Para analizar el presente de la Argentina, iProfesional entrevistó a Víctor Beker, economista y ex director de Estadísticas Económicas del INDEC. A su vez, es profesor de la Universidad de Belgrano (UB) y de la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde también se estudian sus reconocidos libros de estudio.

En especial, muestra su punto de vista respecto al bajo volumen de ingreso genuino de dólares, por el cada vez más apretado cepo cambiario. Además menciona qué puede pasar con el dólar libre y con la inflación.

-En general, ¿qué opina de la situación económica actual y las medidas que estuvo tomando el Gobierno para la liquidación de dólares del complejo sojero?

-La situación económica está signada por la escasez de dólares en las reservas del Banco Central. Esto lleva a implementar crecientes restricciones para el acceso a las divisas por parte de los importadores.

La consecuencia es un menor nivel de actividad debido a la falta de insumos importados, o bien se puede evidenciar el encarecimiento de los bienes finales que utilizan componentes provenientes del exterior y que se pagan vía los mercados financieros.

-Hace días se "calmó" el ascenso del precio del tipo de cambio pero ya pasó la temporada alta de liquidación del campo, ¿qué puede ocurrir con el precio del dólar en las próximas semanas?

-El tipo de cambio blue se estabilizó a partir del aumento en las tasas de interés que dispuso el Banco Central y que convirtieron en relativamente más atractivas las colocaciones en pesos. Sin embargo, el dólar es por excelencia la reserva de valor en Argentina.

La implementación de la segunda edición del
La implementación de la segunda edición del

La implementación de la segunda edición del "dólar soja" generó una tranquilidad momentánea, pero se mantienen dudas a futuro.

Por eso, en la medida en que la aspiradora de pesos de la autoridad monetaria y del Tesoro se debilite, se revitalizará la demanda de dólares. A lo cual hay que sumar que cada nueva restricción en el mercado oficial implica mayor demanda en la plaza paralela.

-¿Qué opina que puede suceder con la amplia brecha cambiaria que existe en la actualidad entre el billete oficial y los dólares libres, y también cómo ello puede impactar en las reservas?

-En estas circunstancias, no se vislumbran factores que puedan achicar significativamente dicha brecha. El dólar soja versión II, que se implementó a un precio especial de $230 por cada billete liquidado, o las divisas provenientes del swap chino pueden generar algún alivio en el mercado oficial y aminorar temporariamente la presión sobre los dólares libres. Pero se debe tener en cuenta que hasta abril o mayo, cuando empiezan a ingresar las divisas de la nueva cosecha gruesa, no cabe esperar que haya cambios significativos en el frente externo.

-La inflación se sigue ubicando en niveles mensuales que son muy elevados, ¿qué puede suceder con la marcha de los precios en diciembre y en los primeros meses año que está por comenzar?

-En ausencia de un plan antiinflacionario, la inflación se mueve en una sola dirección: hacia arriba. Ahora estamos con una inflación en torno al 6% mensual, y 2022 concluirá con una inflación anual que estaría en niveles cercanos al 100%.

-Bajo este panorama, ¿qué opina que puede ocurrir en los próximos meses en este marco frágil que tiene la economía?

-Considero que tendremos más de lo mismo. Escasez de dólares, alta inflación y menor nivel de actividad económica.-