La economía rusa se degrada "de forma lenta pero segura", defiende von der Leyen

·3 min de lectura

Los líderes del G7 están estudiando la idea de imponer un tope de precios al petróleo ruso para frenar la capacidad de Moscú de financiar la guerra en Ucrania. Ese tope limitaría los beneficios que el Kremlin obtiene de la subida de los precios del crudo.

En declaraciones a Euronews, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha asegurado que es necesaria una alianza mundial para que funcione.

"La Unión Europea está ahora alejándose del petróleo ruso. Lo que no debería ocurrir es que Putin cogiera este petróleo, fuera al mercado mundial, los precios subieran y él llenase su hucha de la guerra. Y por lo tanto, se necesita una alianza más amplia para decir que estamos dispuestos a pagar un precio decente, pero no un precio exhorbitante. Y estamos dispuestos a recompensar la producción de petróleo, pero a ese nivel, debería haber entonces un tope de precios y todos compramos de ahí", ha asegurado von der Leyen.

Para ello una de las soluciones podría que países como India y China, compradores de petróleo a Rusia, participaran de la medida. Algo que según la presidenta no sería fácil. "Es complicado. No es trivial. Así que tenemos que profundizar en ello. Pero merece la pena estudiarlo porque tenemos que dar una respuesta", ha admitido von der Leyen.

La política alemana ha recordado que gracias a las sanciones europeas, que incluyen por ejemplo embargos al petróleo y al carbón, a la exportación de varios productos industriales o congelación de fondos rusos, Rusia se está viendo dañada por varios frentes. "Vemos que las sanciones están hiriendo y machacando cada vez más la economía rusa. Si observamos los diferentes sectores, vemos que se están degradando de forma lenta pero segura debido a los controles de exportación. Así que las actualizaciones, las tecnologías, los bienes que se necesitan para modernizarse ya no van a Rusia", ha insistido la presidenta.

Aunque las consecuencias de la guerra también se están notando de forma clara en Europa. Uno de los problemas que la Unión Europea aún no ha conseguido encauzar afecta al grano ucraniano almacenado en el país. El cereal se encuentra bloqueado al no poder abandonar el país por vía marítima por el control ruso de partes del mar Negro. Algo que von der Leyen califica como "indignante". "Están utilizando estos alimentos para chantajearnos a todos, y esto es realmente atroz. Lo que hacemos es intentar ayudar a Ucrania en todo lo posible para sacar el grano mientras Rusia está bloqueando a través de diferentes rutas, por ejemplo, trenes o carreteras o incluso en el río Danubio. Y esto está mejorando. Para darles algunas cifras, en abril sacamos 1,2 millones de toneladas. En mayo ya 1,7. Ahora en junio 2,5. Cada vez ayudamos más a Ucrania a exportar el grano. Pero, por supuesto, no es suficiente, porque antes de la guerra, Ucrania exportaba unos 5 millones de toneladas al mes. Ahí es donde tenemos que llegar", ha asegurado la líder de la Comisión Europea.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente