La dura reflexión de Iker Jiménez tras la muerte de Gabriel

Álvaro Palazón

El presentador de Cuarto Milenio, Iker Jiménez, ha dejado unas reflexiones en Twitter tras la muerte del pequeño Gabriel Cruz, el niño de 8 años desaparecido el 27 de febrero en Las Hortichuelas (Níjar, Almería), que están dando mucho que hablar.

El comunicador ha compartido una imagen muy significativa para ejemplificar lo vivido en redes sociales momentos después de la muerte del pequeño, donde muchos han mandado mensajes de odio.

"En honor al pescadito, que nadie hable de esta mujer más, que no aparezca en ningún sitio y que nadie retuitee cosas de rabia porque ese no era mi hijo y esa no soy yo. Que pague lo que tenga que pagar, pero que lo que quede de este caso sea la fe y las buenas acciones que han salido por todos lados y han sacado lo más bonito de la gente. No puede quedar todo en la cara de esta mujer y en palabras de rabia", ha dicho la madre de Gabriel en una entrevista en el programa Más de uno, de Onda Cero.

"Ni lo más terrible nos une. Somos el país del duelo de Goya", ha escrito el televisivo.


Poco después ha vuelto a compartir un mensaje, esta vez más extenso, en el que aseguraba que a veces le gustaría ser "menos empático" para así "sufrir menos".

"Observo la frialdad, la lejanía, la distancia ante cosas tan hondas, que me siento alucinado. Como mirando un mundo que no comprendo. Sé que os pasa a muchos", afirma Jiménez.

El presentador también ha querido dejar una reflexión en Instagram. "La vida de un niño asesinado me vale lo que mil...

Sigue leyendo en El HuffPost