Tras dura polémica con Techint, el Gobierno resguarda el empleo y prohíbe despidos por dos meses

La polémica por las cesantías en Techint fue el disparador de otra decisión presidencial de emergencia: la prohibición de los despidos en la Argentina durante 60 días.

La novedad surgió durante las conversaciones que Alberto Fernández mantuvo este martes con el gobernador Axel Kicillof e intendentes del conurbano. A ellos anticipó esta medida que se hará patente en un decreto en las próximas horas.

El controvertido despido de más de 1.400 personas que realizó Techint, al que se sumó este martes una medida similar de Mirgor, que afectó a 740 empleados, apuraron la maduración de la medida.

La posibilidad de que las empresas pudieran despedir con indemnizaciones del 50% debido a "fuerza mayor" puso en alerta a los gremios, que acercaron la inquietud al Gobierno.

Las medidas inminentes del Gobierno tienen dos caras, lo que deja en evidencia la presencia de presiones no sólo del sector sindical, sino también de muchas empresas que se encuentran al borde del abismo debido al freno de la actividad que vive el país.

Tal como anticipó iProfesional, el Ejecutivo también plantea medidas para dar respuesta a los CEO. En esto estuvo trabajando el ministro de Trabajo, Claudio Moroni. Su objetivo: lanzar esta misma semana un nuevo mecanismo que permita agilizar los Repro, un subsidio para pagar los sueldos por hasta el valor del salario mínimo, hoy de $16.875. En la actualidad, la cartera laboral ofrece un canal general cuyo requisito es que las empresas acrediten su situación de crisis, con balances, un plan de crisis y el compromiso de mantener sus plantillas; mientras que las pequeñas y medianas empresas pueden hacerlo mediante la presentación de un informe sociolaboral.

La queja en el sector es que en ambos casos se requiere una certificación contable, lo que puede llevar meses. Pero también hay malestar por la falta de definiciones. Dos semanas después de anunciar medidas para sostener el empleo, el Gobierno solo avanzó días atrás con los créditos para pagar sueldos con tasas del 24%.

Pymes piden auxilio

Las pyme industriales piden al Gobierno créditos a tasa 0 con devolución en 24 meses y 90 días gracia desde la finalización de la cuarentena para pagar salarios y destinar otra parte a capital de trabajo que solventes los cheques emitidos y que, en la actualidad, no cuentan con la cobertura por falta de ventas para evitar, así, la ruptura de la cadena de pagos. También advirtió sobre la necesidad de aplicar nuevas excepciones de fabricación para evitar la falta de insumos en productos de primera necesidad.

Se trata de las empresas agrupadas en Industriales Pyme Argentinos (IPA) que, al tiempo que respaldó la decisión del presidente Alberto Fernández de extender el aislamiento social preventivo y obligatorio para prevenir el contagio de coronavirus, también asumió la responsabilidad de no despedir a los empleados de sus fábricas.

Pero en el marco de ese compromiso IPA también propuso una serie de medidas que maximicen los beneficios de las decisiones oficiales, señaló la entidad en un comunicado. El objetivo es que, de este modo, se mantenga el consumo esencial y se asegure la vitalidad del sistema productivo hasta tanto llegue la reactivación.

En tanto, desde la Unión Industrial de Córdoba exhortaron a que apliquen "acciones integrales y de carácter urgente y con resolución inmediata para minimizar el costo económico-social" para afrontar la crisis.

En concreto, reclaman un "Repro automático para pagar los sueldos de la masa salarial de todas las empresas no exceptuadas del DNU (total o parcialmente paralizadas)"; y el "otorgamiento de créditos para completar el pago de sueldos del excedente no cubierto del Repro, para hacer frente al pago de cheques devueltos y capital de trabajo".

Colapsan las franquicias

Un elevamiento realizado entre setenta cadenas minoristas que funcionan bajo el modelo de franquicias revela que siete de cada diez comercios tuvieron que cerrar sus puertas por lo que no pueden generar ingresos para enfrentar salarios, alquileres y pago de servicios.

El relevamiento fue realizado por la Asociación Argentina de Marcas y Franquicias (AAMF), en conjunto con las Cámaras de franquicias de Córdoba, Mendoza y San Juan.

Los rubros más afectado son Gastronómicos (43%); Comercios Especializados en sus diferentes tipos (19%); Servicios de todo tipo (18%); Textiles (10%); de Estética y Salud (6%) y de Capacitación (3%).