La durísima historia tras la foto viral del cervatillo de Zamora: "Como guardándole luto"

·3 min de lectura
La imagen viral del rescate de un cervatillo. (Photo: Joaquín Jiménez)
La imagen viral del rescate de un cervatillo. (Photo: Joaquín Jiménez)

La imagen viral del rescate de un cervatillo. (Photo: Joaquín Jiménez)

“Al final la vida siempre se acaba abriendo camino”. Con esta frase Joaquín Jiménez, presidente de la Asociación Brigada DO FUMO de Laza (Ourense), resume la que es una de las imágenes del fin de semana.

Tras cinco días de intensa lucha contra el fuego en el incendio de la Sierra de la Culebra (Zamora), la Asociación Brigada DO FUMO ha publicado la tierna foto de un cervatillo con vida que ha conseguido sobrevivir a las llamas.

Los agentes se lo encontraron este sábado en una de las zonas ya apagadas de la sierra, próxima al municipio de Otero de Bodas. ”Íbamos caminando por una zona ya apagada y estaba justo al lado del cuerpo de la madre, que estaba muerta probablemente por inhalación de humo”, explica Jiménez, el capataz de esa brigada de bomberos.

“Era como que estaba guardándole luto. Ni se inmuto cuando llegamos, ni quiso correr, ni nada”, añade. Los trabajadores de la brigada lo cogieron y comenzar a hidratarle para que se recuperara: “Le sacamos del sitio quemado, le dimos de beber agua y le hidratamos las patas, especialmente una trasera que tenía bastante fastidiada”.

La intención era llamar a los agentes forestales para que fueran a la zona a rescatarlo y llevarlo a un lugar seguro hasta que se comprobara que estaba recuperado. Pero el cervatillo tenía otros planes y al final no sucedió.

Un trabajador de la BRIF presenciando el fuego en Zamora. (Photo: Joaquín Jiménez)
Un trabajador de la BRIF presenciando el fuego en Zamora. (Photo: Joaquín Jiménez)

Un trabajador de la BRIF presenciando el fuego en Zamora. (Photo: Joaquín Jiménez)

“Lo dejamos un momento en una zona verde al otro lado de la carretera para llamar y de repente salió corriendo. Ya no lo volvimos a ver más”, asegura Jiménez, que a sus 49 años lleva 24 apagando incendios por toda España.

Tanto él como el resto de sus compañeros se unieron el viernes en la lucha contra el fuego y, tres días más tarde, reconoce que se han quedado impactados por la inmensa cantidad de animales calcinados que se han ido encontrando. “Corzos, ciervos, jabalíes... Todo lo que veíamos era animales muertos  y suelo quemado. Es una desgracia”.

Los animales vivos que han podido encontrarse, todos salían corriendo tratando de escapar de las llamas. “Hemos visto muchos vivos huyendo del fuego, pero hemos visto más muertos”, afirma.

Según las estimaciones oficiales realizadas a última hora del domingo por parte la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León habrían ardido ya unas 30.000 hectáreas apropiadamente. Esta cifra lo convierte inmediatamente en el mayor que ha sufrido la comunidad castellano-leonesa en el último siglo y uno de los tres más dañinos de España.

Pero como bien apunta la Asociación Brigada DO FUMO, incluso en los momentos más oscuros se puede ver una pequeña luz. Sin duda, el rescate del cervatillo lo es.

“Una imagen para la esperanza”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente