Duelo en el Senado: Feijóo busca redimirse en un debate que Sánchez espera "con ganas"

·4 min de lectura
Alberto Núñez Feijóo y Pedro Sánchez. (Photo: GETTY)
Alberto Núñez Feijóo y Pedro Sánchez. (Photo: GETTY)

Alberto Núñez Feijóo y Pedro Sánchez. (Photo: GETTY)

Luces, cámara, acción. Cuando den las 16:00 horas de este martes, el Senado estará de bote en bote. Los flashes de los fotógrafos, como si se tratase de dos estrellas de Hollywood, enfocarán a los escaños del presidente del Gobierno y del líder de la oposición.La expectación será máxima.

A esa hora comenzará el primer ‘cara a cara’ del curso político entre Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo, el pistoletazo de salida a un año y medio de batalla electoral de cara a las autonómicas y municipales, primero, y las generales después.

El líder del PP necesita resarcirse después de su primer mano a mano en la Cámara alta con el presidente del Gobierno allá por el mes de junio, del que no salió muy bien parado tras cometer un error grueso con sus datos sobre la prima de riesgo española.

Y tras no poder participar en el debate del Estado de la Nación, que tuvo que ver desde el escaño sin posibilidad de intervenir (fue su ‘número dos’, Cuca Gamarra, quien dio la réplica a Sánchez); el líder del PP lanzó el envite a finales de agosto, con el arranque del curso político.

“Le pido al presidente del Gobierno que comparezca para que podamos iniciar el curso político con un debate sereno, sosegado, sobre la situación territorial de España. Y se lo pido formalmente para que atienda el foro y el momento adecuado de hablar de los problemas de España. En el Senado, la Cámara territorial de las Cortes Generales, de la Constitución española y del Estado autonómico. Comparezcamos y hablemos. Comparezcamos y reflexionemos. Comparezcamos y concretemos cuáles son los modelos. Comparezcamos, hablemos y entendámonos”, dijo Feijóo desde Pontevedra.

El Gobierno recogió el guante y a los pocos días el Ejecutivo registró en el Senado una solicitud de comparecencia a petición propia de Sánchez para debatir para debatir sobre “el plan de ahorro y gestión energética y su perspectiva territorial, así como del contexto económico y social del mismo”.

Pero pese a que su petición se había cumplido y de lo que se indica en la petición de comparecencia, el PP no estaba contento y aseguraba, en un comunicado remitido a los periodistas, que Sánchez tenía “falta de interés en debatir con Feijóo de política general” y que debía acudir a la Cámara alta a “hablar de las incertidumbres económicas y sociales que afectan a este país, y no solo de energía”.

El PP se queja de que Sánchez sólo quiera hablar de energía y no "de política general" como le pidió Feijóo

“Sánchez habla de lo que él quiere, no de lo que a la ciudadanía le preocupa”, agregó el partido en unas palabras que ha venido repitiendo el propio Feijóo en los últimos días.

Desde el PP se quejan de que el tipo de debate que se dará el martes en el Senado será “un debate parcial” en el que se “dejan fuera problemas que atenazan el presente y el futuro de los españoles” y que “no responde a la invitación a un debate sereno” como el que pedía Feijóo.

Pero desde el Gobierno aseguran a El HuffPost que estas quejas del PP son “excusas de perdedor” y consideran que el ‘sí’ de Sánchez a debatir en el Senado “les ha pillado con el pie cambiado” y que ahora Feijóo acude “a rastras” al ‘cara a cara’.

En el Gobierno creen que el 'sí' de Sánchez a debatir pilló al PP "con el pie cambiado" y que Feijóo acude al cara a cara "a rastras"

Entienden en el Ejecutivo que en el PP no esperaban que la respuesta al envite de Feijóo fuera afirmativa. “No sólo no hay ningún inconveniente, sino que hay ganas de contar lo que se va haciendo”, añaden estas fuentes, que esperan ahora “ver qué hace y qué dice” el líder popular.

Desde Moncloa confían en que se dé “un debate propositivo” aunque desconocen “qué propuestas” va a plantear el presidente del PP, a quien reprochan “vivir de pequeños titulares”.

Así será el debate

En todo caso, para presentar su alternativa, Feijóo contará con un total de veinte minutos ante un Sánchez que podrá hablar en cualquier momento por tiempo ilimitado.

Será de hecho el presidente del Gobierno quien comience el debate con una primera intervención a la que le seguirán los portavoces del resto de grupos parlamentario en orden de mayor a menor representación, por un tiempo de quince minutos cada uno.

Sánchez podrá responder a cada uno de los representantes, que tendrán turno de réplica al presidente hasta completar los veinte minutos.

Es decir, que veremos a Feijóo intervenir dos veces en un cara a cara en el que el líder del PP se juega demostrar que puede confrontar directamente con su rival a La Moncloa.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TE PUEDE INTERESAR