¿Duele mucho un aumento de pecho?

¿Duele mucho el aumento de pecho?
¿Duele mucho el aumento de pecho?

¿Duele mucho el aumento de pecho?

El tema del dolor es una de las preguntas más frecuentes con las que nos vamos a encontrar. Sea cuál sea la circunstancia de nuestra vida, siempre pensaremos en si nos duele más o menos. Pues bien, la pregunta de hoy es si duele mucho un aumento de pecho. ¿Estás pensando en dar el paso de aumentarte el pecho?

Tanto si es así como si quieres saber realmente un poco más para en un futuro dar el paso, entonces conviene que estés muy atenta a lo que te contamos. Pero antes de nada, lo mejor es siempre acudir a los grandes especialistas que encontrarás en las clínicas número uno en aumento de pecho, donde los resultados avalan su éxito. Sí, hablamos de las clínicas Dorsia. ¡Descubre todo y más a continuación!

Cómo es el proceso del aumento de pecho paso a paso

No nos cansaremos de repetir que las clínicas Dorsia cuenta con un equipo médico excelente, con más de 75.000 procedimientos de éxito a su espalda y es que son especialistas en aumento de pecho. Por eso, desde el primer minuto te van a acompañar en este proceso y van a resolver todas tus dudas. 

La primera reunión con el cirujano

Una vez que des el paso y llegues a tu primera consulta, se realizarán los estudios pertinentes para acertar siempre en el procedimiento. Ya que, además de tu estado de salud general, también deben averiguar si existe mama tuberosa. La podemos definir como una malformación mamaria que es fundamental detectar a tiempo para que la cirugía de aumento de pecho, tenga el éxito esperado. Para saber si cuentas con ella, puedes acudir a una cita de valoración y diagnóstico gratuita junto al equipo médico.

El momento de la operación: la incisión

Esta operación se realiza bajo anestesia, por lo que la paciente no notará nada. El cirujano se encarga de realizar la incisión donde menos se note y en el lugar dónde sea preciso, ya que hay varios tipos de abordaje según las necesidades de cada paciente: periareolar, el surco submamario o axilar. Pero todo ello lo habrá hablado y estudiado contigo.

Colocación del implante

También es otro de los temas que se hablan a fondo con la paciente. Las clínicas Dorsia son especialistas en las técnicas más innovadoras y por ello, sabrán con exactitud cuál es la prótesis que va mejor contigo. La elasticidad de la piel como las características anatómicas o el espacio que haya son cruciales a la hora de hacer dicha elección. Pero es cierto que con la experiencia que tiene el equipo médico, con dos décadas de trabajo ayudando a todos sus pacientes, sabrán siempre cuál es la opción idónea para ti. Además, hay que mencionar que trabajan siempre con prótesis de alta calidad, que son más naturales y dan mejores resultados.

El postoperatorio: ¿duele?

Llegamos a la parte que estabas esperando. Después de la operación, el cirujano coloca en la zona un vendaje compresivo. Hay que decir que una vez que la paciente despierte, puede sentir molestias y tirantez. Pero es algo de lo más habitual y no debes preocuparte lo más mínimo. Si en tu caso hay mama tuberosa, tenemos que decirte que es un proceso de recuperación sencillo y fácil. Eso sí, también hay que mencionar que tener un poco de inflamación o de incomodidad estará presente en las horas posteriores a la operación, pero nada que con unos analgésicos no se puede llevar muchísimo mejor, si así te lo indica tu médico. Al tercer día ya se puede hacer una vida prácticamente normal y a los 7 días se retirarán los puntos. Cuando la paciente sigue las indicaciones del equipo médico, conseguirá unos resultados óptimos.

El uso del sujetador post-quirúrgico

Cuando vayas viendo los resultados de la operación, ya te vas a olvidar de todo tipo de molestias o incomodidades. Pero para que sea todo más llevadero también puedes optar por llevar el sujetador post-quirúrgico. Se trata de un sujetador de estilo deportivo y sin aros que va a garantizar una mejor sujeción del pecho, de manera que la cicatrización se producirá de una manera más natural y sencilla. Después de la operación, se aconseja llevar esta prenda unos 10 días, aunque lo más recomendable es llevarlo durante un mes y también a la hora de dormir. Recuerda que ante cualquier duda, el equipo médico estará encantado de ayudarte a resolverla. Son especialistas en operaciones de aumento de pecho y mama tuberosa con gran éxito. De ahí que 1 de cada 4 pacientes los elijan a ellos. ¿No te parece un buen dato para que tú seas la siguiente?

¿Cuáles son los cuidados básicos tras una operación de aumento de pecho?

Aunque a los tres días ya puedes hacer una vida casi normal, es cierto que debes seguir algunos cuidados. Más que nada para evitar tener problemas de cicatrización y que todo el proceso se desarrolle como queremos: rápido y bien.

Además del sujetador que acabamos de mencionar, debes evitar levantar pesos y hacer ejercicio que implique a los brazos durante largo tiempo, ya que este tipo de movimientos puede aumentar la presión arterial y notar más molestias. Aunque una de las complicaciones más conocidas, cuando hablamos de una operación de pecho como esta, es la contractura capsular no debes temer por ella, ya que el avance de las técnicas y la calidad de las prótesis hacen que ese riesgo se reduzca bastante. En las clínicas Dorsia cuenta con una técnica especial que disminuye dicho problema, se trata del tratamiento Recovery, que combina masajes con ultrasonidos.

Es el momento de dar el paso hacia ese nuevo inicio de tu vida, ¿de qué manera? Confiando en una de las clínicas estrella en este tipo de tratamientos, respaldada por el mejor equipo médico que te ayudará en todo el proceso y ofreciéndote siempre la mejor calidad al mejor precio. ¡Si es que no se puede pedir nada más! ¡Deja de lado las dudas y pide una primera consulta!