El dueño de Il Fogon della Toscana explota tras el paso de Chicote: "Es todo un montaje"

Chicote, durante el programa de 'Pesadilla en la cocina'.
Chicote, durante el programa de 'Pesadilla en la cocina'.

Chicote, durante el programa de 'Pesadilla en la cocina'.

Más de dos años después de la emisión del último programa de Pesadilla en la cocina, Alberto Chicote ha vuelto a la parrilla de laSexta para visitar el restaurante italiano Il Fogon della Toscana de Viladecans (Cataluña) e inaugurar una nueva temporada de uno de los espacios más seguidos de la televisión.

En el momento de la grabación, a finales de febrero de este año, el establecimiento era propiedad de José Antonio. Sin embargo y aunque Chicote cambió parte del mobiliario (suelo, mesas, sillas, un congelador...), hizo un menú nuevo, pintó el local e incluso lo rebautizó como Colosseum, en dos meses cambió de dueños.

Ali, el que por entonces era pizzero en el restaurante de José Antonio, compró el negocio junto a su hermano Syed y el 1 de mayo, ambos comenzaron esta andadura.

Lo primero que hicieron fue recuperar el nombre anterior al paso de Chicote, Il Fogon della Toscana, y cambiar la política de trabajo. Tal y como se puede leer en los comentarios de TripAdvisor, no les ha ido mal.

Desde que lo cogieron, los mensajes positivos no han cesado y se han cambiado las valoraciones de 1 ó 2 estrellas por las de 4 ó 5. Aunque este cambio radical en las valoraciones pueda parecer por fechas que es consecuencia del paso de Chicote, Syed asegura que no.

El nuevo Il fogon della Toscana.
El nuevo Il fogon della Toscana.

El nuevo Il fogon della Toscana.

Este pakistaní, que lleva 22 años en España, 20 de ellos trabajando en el mundo de la hostelería, defiende que la mejoría es cosa de las decisiones que han llevado a cabo: “Hemos cambiado la forma de trabajar. Hemos mejorado el servicio, la comida, la calidad del producto, la carta, etc. Cada día viene más gente y estamos contentos”.

Syed no duda en criticar el programa de Chicote y aclarar que, según él, lo que se ve en la televisión no tiene nada que ver con la realidad: “Es todo un montaje. Los platos malos, las peleas o la forma de preparar las comidas... nada es real”.

“La televisión es un show. Si fuera todo normal nadie lo vería. Tienen que hacer cosas para que la gente quiera verlo, así que hacen una película”, añade el gerente del local, que define la decisión de llamar a Chicote por parte de José Antonio como un “grave error”.

El actual propietario, que describe a Chicote como una persona agradable fuera de las cámaras y otra muy diferente durante las grabaciones, reconoce que él nunca le llamaría. “Ni en sueños”, llega a decir.

Syed incluso asegura que por él “no permitiría que el programa saliera en la televisión”.

“Hemos cambiado su carta”

El que es uno de los dueños del local también critica la reforma que llevó a cabo Pesadilla en la cocina. Por ejemplo, explica que el suelo que colocaron no duró ni medio año sin levantarse.

“Se hizo la reforma, pero realmente solo lavaron la cara del comedor, pintaron el local y cambiaron el suelo. Pero el parquet ya está roto. No tocaron la cocina ni nada”, añade Syed, comentando que fueron ellos los que tuvieron que cambiarlo al coger el local.

La carta de Chicote tampoco la utilizaron: “No la llegamos a presentar porque tenía precios muy altos que incluso no salían en la carta y no se puede tener una carta así. Un plato podría salir aproximadamente a 18 euros y una pizza a 23, mientras que ahora valen unos 10-13 euros”.

Ahora, tanto Syed como Ali están pendientes de cómo puede repercutir en su negocio la emsión del programa, aunque ya avanzan que van a seguir en la misma línea de trabajo.

El suelo levantado del restaurante.
El suelo levantado del restaurante.

El suelo levantado del restaurante.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR