La dueña del 'Don Super Pollo' aclara todas las dudas seis años después de la visita de Alberto Chicote

Alberto Chicote y Helena, la propietaria del 'Don Super Pollo'.
Alberto Chicote y Helena, la propietaria del 'Don Super Pollo'.

Alberto Chicote y Helena, la propietaria del 'Don Super Pollo'.

Helena, la dueña del restaurante ‘Don Super Pollo’, ha hablado seis años después de la emisión del programa que Alberto Chicote grabó en Pesadilla en la cocina en el local de Mataró.

El restaurante especializado en carnes y pollos a la brasa tenía problemas por las peleas que había entre los trabajadores y los conflictos familiares. Algo que el chef trató de corregir y que, tras un lavado de cara, todo parecía haberse solucionado, pese al bloqueo del jefe de cocina, Julián, con el servicio.

Seis años después de que las cámaras de Pesadilla en la cocina visitaran el ‘Don Super Pollo’, la propietaria ha hablado de cómo fue la experiencia desde su perfil de TikTok.

Tras reconocer que era ella la que participó en el programa, ha aclarado todas las dudas de sus seguidores en la red social. “Tú le das al programa las llaves y montan todo lo que son las cámaras. Estuvimos cuatro días, 12 horas, de 9 de la mañana a 9 de la noche. Incluso hubo días que más”, ha detallado.

Helena ha reconocido que Alberto fue “una persona muy agradable”. ”Ni muy simpático, ni antipático. Normal. Lo que pasa es que él solo sale en escenas, cuando lo estamos grabando estaba fuera con su equipo. Nosotros estábamos siempre con guionistas y directores”, ha destacado.

“El programa no está guionizado”

La joven ha respondido a una de las preguntas que más le repetían, si el programa estaba guionizado y ella ha sido clara. “Guionizado no está, lo que sí que es cierto es que ellos llevan una estructura, porque es un programa que está editado”, ha asegurado.

Por ejemplo, hay una escena en la que me llaman. Cuando voy, no me dejan entrar hasta que ha pasado una hora, porque están grabando. Ellos marcan los tiempos”, ha justificado.

Helena ha confesado que había problemas con el personal y que ella no podía trabajar mucho porque tenía dos bebés de dos meses y para ella han sido siempre su prioridad. “Al no estar yo, había muchos problemas. Nuestro era el personal, que se llevaban muy mal”, ha relatado.

Cuando el programa viene, te hace el casting y ve lo que pasa, ellos te dicen que a partir de ese momento tú no puedes tocar nada. Lo tienes que dejar todo como está”, ha revelado.

La propietaria del ‘Don Super Pollo’ ha reconocido que le es “indiferente” si está contenta o no con su aparición en el programa y ha destacado que es cierto que “cuando haces un programa de este tipo te dejas en las manos de ellos”. “En este programa buscaron a un malo, que era el jefe de cocina, y era una muy buena persona”, ha sentenciado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR