La droga de moda entre los adolescentes británicos pone en alerta a los padres

Cada vez son más los jóvenes que recurren al ‘gas de la risa’, una droga descubierta a finales del siglo XVIII por el químico Joseph Priestley, que está muy de moda entre los adolescentes británicos. A pesar de que el óxido nitroso, sustancia de la que está compuesta esta droga está prohibida en Reino Unido, su consumo es habitual en el país. Los jóvenes de las imágenes la ingieren a través de unos globos, pero hay diferentes formas de hacerlo.

Al aspirar el gas y dar unas cuantas vueltas sobre sí mismos, sienten una sensación de mareo y se precipitan sin mucho cuidado sobre los coches que están allí aparcados o incluso sobre sus propios amigos, mostrándose claramente afectados por la sustancia que acaban de tragar.

El óxido nitroso se suele utilizar de manera controlada como anestesia en procedimientos dentales. El problema se origina cuando los jóvenes lo consumen sin medir la cantidad, poniendo en serio peligro su salud. De hecho, cuando se inhala sin control, provoca un estado de euforia, junto a ataques de risa sin sentido, sensación de mareo o desconcierto.

Un consumo reiterado puede ser la causa de síntomas más serios como por ejemplo daños cardiovasculares, neurológicos, hematológicos o inmunológicos. Este asunto está llamando la atención de los padres, puesto que el reducido precio de esta droga, que apenas sobrepasa los cinco euros, la pone al alcance de cualquiera.