El drama de la inmigración en Alemania podría suponer el final de Merkel

La permanencia en el poder de la canciller alemana, Angela Merkel, pende de un hilo. La crisis migratoria que causa agitación política en toda Europa amenaza estos días con romper su ya frágil gobierno de coalición.

El ministro de Interior alemán Horst Seehofer y su Unión Social Cristiana de Baviera (CSU) están intentando poner fin a la política de puertas abiertas de Merkel hacia migrantes y refugiados. Su propuesta consiste en cerrar las fronteras alemanas. La CSU y la Unión Democristiana (CDU) de Merkel, que conviven en el Gobierno, tienen que llegar a un acuerdo para seguir adelante.

Tras una reunión de urgencia este jueves, la CSU de Seehofer anunció que planeaba seguir con su "plan maestro de migración", que establece unas estrictas reglas de inmigración y deportación. La CDU de Merkel dice estar de acuerdo con la mayoría de los puntos del plan, salvo con uno: el de rechazar a inmigrantes que tratan de entrar a Alemania después de haber sido registrados como solicitantes de asilo en otro país de la Unión Europea, ya que eso sería romper una ley europea.

La mayoría de los diputados que participaron en la reunión de la CDU del jueves respaldaron a la canciller, según informa el HuffPost Alemania, pero el gobierno de coalición de tres meses de Merkel sigue al borde del abismo. Puede que esta sea su mayor crisis de Gobierno en los 13 años que lleva en el poder.

"Es como cuando estás en el supermercado y la hermana pequeña (CSU) se pone a gimotear", comentó un miembro de la CDU. Y aunque el jueves se habló de una fractura entre las dos facciones, un miembro de la CSU le restó importancia, calificándolo de "sinsentido".

Ambos partidos planean volver a reunirse el lunes, pero Merkel afirmó el jueves que necesita dos semanas más antes de llegar a un acuerdo para poder debatirlo antes con sus socios europeos.

¿Significará el plan migratorio el fin para Merkel?

La regularidad y resiliencia de Merkel han servido como modelo...

Sigue leyendo en El HuffPost