Nuevo drama en 'Don't Worry Darling': el supuesto escupitajo de Harry Styles a Chris Pine

·2 min de lectura
Chris Pine y Harry Styles, en la proyección de la película. (Photo: Vittorio Zunino Celotto via Getty Images)
Chris Pine y Harry Styles, en la proyección de la película. (Photo: Vittorio Zunino Celotto via Getty Images)

Chris Pine y Harry Styles, en la proyección de la película. (Photo: Vittorio Zunino Celotto via Getty Images)

Don’t Worry Darlingya se ha estrenado en el Festival de Venecia en medio de una intensa polémica que, como no podía ser de otra forma, ha seguido creciendo después de la proyección.

El equipo de la cinta dirigida por Olivia Wilde estuvo el lunes en rueda de prensa sin su protagonista, Florence Pugh, pero la directora no quiso responder a los rumores sobre una enemistad entre ellas. La actriz sí estuvo en la alfombra roja y en el visionado, donde no cruzó ni una mirada con Wilde y su compañero de reparto Harry Styles, que son pareja desde finales de 2020.

Todas las miradas estaban puestas en Pugh, pero antes de comenzar la proyección, las cámaras captaron unas imágenes de Harry Styles acudiendo a sentarse en su butaca, junto a Chris Pine. Según algunos fans e internautas, no hay lugar a dudas, el cantante escupió a su compañero de elenco.

Para otros, la cámara hace un efecto óptico extraño y no hay mala relación entre ambos, ya que se puede ver cómo charlan entre ellos durante la ovación a la película, que ha sido recibida con malas críticas.

El debate ha llegado a tal punto que el hashtag #SpatGate se ha convertido en tendencia en Twitter a lo largo de la noche.

Escupitajo o no, durante la proyección de la cinta se hizo patente la incomodidad entre los miembros del reparto desde el primer momento. De hecho, la organización sentó a Wilde y Pugh separadas por tres actores. Tampoco se sentaron juntos Styles y Wilde, colocándose en medio el ‘damnificado’ Chris Pine.

En cuanto terminó el visionado, según revelan los periodistas presentes en la sala, empezó una ovación que duró unos cuatro minutos y que Pugh no dejó terminar antes de abandonar la sala. La actriz se vuelve a Budapest para seguir rodando la segunda parte de Dune y no volverá a hacer ningún tipo de promoción de la película.

Don’t Worry Darling, que es la segunda cinta de Olivia Wilde como directora después de la aclamada Súper empollonas, se estrena en cines el próximo 23 de septiembre.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR