El drama íntimo de una mujer, apuesta del uruguayo Agustín Banchero en San Sebastián

·2 min de lectura
La actriz Carla Moscatelli y el director Agustin Banchero, ambos uruguayos, en la promoción de la película "Las vacaciones de Hilda" en el Festival de San Sebastián, el 17 de septiembre de 2021 (AFP/ANDER GILLENEA)

"Las vacaciones de Hilda", un retrato íntimo de una mujer en caída libre, es la ópera prima del uruguayo Agustín Banchero que este domingo entró en competición en la sección de directores emergentes del Festival de San Sebastián.

La historia de Hilda (Carla Moscatelli), contada de forma minimalista, con silencios e insinuaciones, transcurre en dos momentos bien diferenciados y distanciados en el tiempo.

Una primera parte, en el presente, cuando Hilda ya ha visto su mundo colapsar y se muestra como una persona solitaria e incapaz de conectar sentimentalmente con quienes la rodean.

Y una segunda parte, diez años antes, que sigue a Hilda, su marido y sus hijos de vacaciones en Solís, unos 80 km al este de Montevideo.

Es un verano en apariencia tranquilo, pero la tensión familiar, sobre todo por una relación extramatrimonial del marido, se palpa y presagia el derrumbe del mundo de Hilda.

La película, que llevó siete años en completarse, "aspira a retratar cómo se desarma una familia, contado desde el punto de vista de la madre y en dos tiempos", explicó Agustín Banchero en entrevista con la AFP.

- Universo interior -

"La película se rige por la interioridad del personaje de la protagonista, se mueve dentro de un universo muy interior", dijo Banchero, quien para construir el personaje contó desde el principio con Moscatelli, conocida en Uruguay por su trabajo en el teatro.

"Hubo una comunicación superinteresante" con Banchero para crear a Hilda, apuntó Moscatelli.

"A mí, al leer el guion, se me plantearon un montón de preguntas y dudas y yo las completé a mi manera, fue preciso encontrar el código, el lenguaje corporal, la voz" del personaje, abundó.

En la pantalla, la narración es muy parca, pero esa siempre fue la intención de Banchero, para provocar que sea el espectador el que complete los vacíos de la película.

"Lo que teníamos pensado siempre es que no queríamos guiar la lectura de la película, es una película que plantea muchas preguntas más que respuestas, pero queríamos que las preguntas las completara el espectador", dijo el director y guionista de la película.

Hasta este momento, Banchero se había dedicado a dirigir cortometrajes.

Luego de presentarse en San Sebastián, su ópera prima se mostrará en cines uruguayos a partir del 14 de octubre. Banchero dice querer proyectarla en otros países latinoamericanos posteriormente.

En la categoría de New Directors del Festival de San Sebastián, donde se muestran primeros o segundos largometrajes de cineastas emergentes, "Las vacaciones de Hilda" competirá con otros doce filmes, cuatro de ellos latinoamericanos.

La gala de premios del festival donostiarra tendrá lugar el próximo sábado.

du/es

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente