Draghi anuncia su dimisión tras perder la mayoría para gobernar

·3 min de lectura

Penúltimo capítulo en la crisis italiana. El primer ministro de Italia, Mario Draghi, ha confirmado su dimisión, después de perder la mayoría parlamentaria que le sustentaba, según ha anunciado él mismo este jueves en una comparecencia en la Cámara de Diputados, donde ha sido acogido con aplausos.

Draghi acudirá en breve a comunicar su renuncia al jefe del Estado, Sergio Mattarella, quien se espera que convoque elecciones anticipadas.

Según informan medios italianos, el presidente italiano ha “tomado nota” de la renuncia de Draghi y ha convocado para esta tarde a los presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados para disolver las cortes y convocar comicios. Mientras tanto, ha determinado que el Ejecutivo se mantenga “en funciones” para tratar “los asuntos de actualidad”.

La decisión de Draghi llega después de que tres socios de su coalición de gobierno, la conservadora Forza Italia (FI) de Silvio Berlusconi, la ultraderechista Liga de Matteo Salvini y el populista Movimiento 5 Estrellas (M5S) de Giuseppe Conte, le retirasen su apoyo en una moción de confianza este miércoles en el Senado. La sesión en la Cámara de Diputados, que se retomará a las 12.00 horas, cerrará el proceso parlamentario iniciado ayer en el Senado.

El fin de una semana muy convulsa

La moción de este miércoles llegaba seis días después de que el aún primer ministro presentase (por primera vez) su dimisión, un movimiento que rechazó Mattarella. El veterano dirigente pidió a Draghi que se presentarse ante el Parlamento para verificar si seguía contando con una mayoría para gobernar. Pero la moción ha dado la respuesta e Italia vuelve al abismo político.

Draghi abandonó el Senado tras conocer las intenciones de sus socios y antes del final de la votación, que terminó ganando con 95 votos a favor y 38 en contra, aunque sólo votaron 133 del total de 320 senadores.

El economista encabeza una coalición de unidad nacional desde febrero de 2021 en la que estaban casi todos los partidos del hemiciclo, excepto los ultras Hermanos de Italia de Giorgia Meloni.

La semana pasada la crisis se desató en su coalición después de que el M5S no votara una moción de confianza, desmarcándose del resto de sus socios, lo que empujó a Draghi a presentar su dimisión.

Mario Draghi, de 74 años, llegó al cargo de primer ministro como solución de urgencia para reconstruir el país el 13 de febrero de 2021, dos semanas después de la dimisión del anterior mandatario, Giuseppe Conte. El veterano economista aceptó el encargo de Mattarella, al contar con el apoyo del parlamentarismo italiano, excepto del ultraderechista Hermanos de Italia.

Pero en la siempre inestable arena política transalpina, la calma duró poco. La semana pasada se materializó una crisis de Gobierno que venía masticándose tiempo atrás.

Y ahora, ¿qué?

Todo apunta a que se convoquen unos comicios adelantados. Berlusconi y Salvini ven con buenos ojos la convocatoria de elecciones anticipadas, que podrían celebrarse a principios de octubre y que es la opción que desde hace días exige su socia electoral y líder ultra Meloni, sola en la oposición y primera fuerza del país según la mayoría de las encuestas.

En los últimos días, sindicatos, patronales, numerosas asociaciones de toda índole e incluso la Iglesia católica habían animado a la continuidad de Draghi debido a la crisis económica, energética y social en curso.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente