Downing Street se disculpa con la reina por la celebración de dos fiestas en pleno duelo nacional

·4 min de lectura

La oficina del primer ministro de Reino Unido pidió perdón a la reina Isabel II por realizar dos fiestas en la sede de gobierno en la víspera del funeral de su esposo, Felipe de Edimburgo. Aumentan los pedidos para que Boris Johnson dimita.

Aumenta la presión para Boris Johnson. Este viernes 14 de enero, el Gobierno del primer ministro británico se disculpó con la reina Isabel II luego de darse a conocer que el personal de su oficina asistió a dos fiestas en Downing Street hasta altas horas de la noche en la víspera del funeral del príncipe Felipe de Edimburgo.

En declaraciones a los medios, un portavoz de la oficina dijo que "es muy lamentable que esto tuviera lugar en un momento de duelo nacional y el número 10 de Downing Street (despacho oficial de Johnson) se ha disculpado ante el palacio".

La fuente añadió que el primer ministro "ha reconocido que Downing Street debe estar sujeta a los más altos estándares y asumir la responsabilidad por las cosas que no se hicieron bien", a pesar de no haber participado en los eventos del 16 de abril ya que se encontraba en su residencia de campo y no había sido invitado.

Sin embargo, el primer ministro reconoció haber asistido a una fiesta en la sede de gobierno el 20 de mayo de 2020, en un momento en el que estaban prohibidas las reuniones en espacios cerrados en Reino Unido por la pandemia de Covid-19.

James Slack, quien era director de comunicaciones del líder conservador en ese entonces, también reconoció su error. "Deseo disculparme sin reservas por la indignación y dolor causado. Ese acontecimiento no debió haber ocurrido en ese momento. Lo siento mucho y asumo plena responsabilidad", dijo el periodista.

Las fiestas en Downing Street en duelo nacional

El pasado jueves, el diario 'The Daily Telegraph' reveló que el 16 de abril se celebraron dos fiestas en Downing Street. Los motivos de la celebración habrían sido la despedida de Slack así como también la de un fotógrafo oficial.

Según el diario, los participantes compraron una maleta de alcohol. La celebración llegó a tal nivel que derramaron vino en las alfombras y rompieron un columpio usado por el hijo pequeño del primer ministro.

Al día siguiente, la reina Isabel II se despidió de quien fue su esposo durante 73 años en el Castillo de Windsor. Lo hizo vestida de negro, con tapabocas, y a solas, dadas las restricciones sanitarias por el coronavirus.

Aumenta la presión para que Johnson renuncie a su cargo

Los recientes acontecimientos han sumado presión para que Johnson dimita. La oposición laborista no perdona que el primer ministro y su personal hayan violado las normas sanitarias que ellos mismos establecieron. Argumentan que el primer ministro no es apto para gobernar y que ha engañado al Parlamento.

La justificación del líder conservador no convenció ni a la oposición ni a algunos de sus propios diputados. De hecho, ciertos miembros del Partido Conservador temen que este escándalo afecte sus intereses electorales, por lo que el jefe del Partido en Escocia, Douglas Ross, pidió también su dimisión.

Andrew Bridgen, el legislador conservador, coincidió con Ross. "Lamentablemente, la posición del primer ministro se ha vuelto insostenible", por lo que "es el momento adecuado para dejar el escenario", dijo Bridgen.

Entretanto, la canciller Liz Truss, una posible sucesora, dijo que se cometieron "verdaderos errores".

Sin embargo, la mayoría de los ministros se pusieron del lado del mandatario. El ministro de Economía, Rishi Sunak, aseguró que Johnson "hizo lo correcto al disculparse", mientras que el ministro para Irlanda del Norte, Brandon Lewis, aseguró que el gabinete "está unido". Además, pronosticó que Johnson aún está en condiciones de "ganar las próximas elecciones".

En caso de que 54 de los 360 miembros conservadores del Parlamento escriban cartas de censura al presidente del "Comité 1922" del partido, Johnson podría verse obligado a dimitir. Según 'The Daily Telegraph', ya han sido enviadas hasta 30 cartas.

Se espera que Sue Gray, la encargada de investigar el caso, dé a conocer los detalles de los eventos en Downing Hill la próxima semana.

Johnson está al mando de un país afectado por un repunte de contagios por Covid-19, una inflación en auge y facturas de energía disparadas. Además, los impuestos aumentarán en abril mientras que su partido celebrará elecciones locales en mayo.

Con EFE y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente