El marido de Kamala Harris, sin más

Carmen Rengel
·.
·2 min de lectura
Doug Emhoff abraza a Kamala Harris, para celebrar su aniversario.  (Photo: Doug Emhoff / INSTAGRAM)
Doug Emhoff abraza a Kamala Harris, para celebrar su aniversario. (Photo: Doug Emhoff / INSTAGRAM)

1789. Abigail Smith se convierte en la primera segunda dama de Estados Unidos por ser la esposa de John Adams, vicepresidente de la recién independizada nación. Desde entonces, hombre tras hombre han ido ocupando el segundo escalón de la Administración norteamericana. Y mujer tras mujer los han ido acompañando. Hoy cambian las cosas: Kamala Harris toma posesión como ‘número dos’ del presidente Joe Biden. Es su esposo, Doug Emhoff, quien se convierte en segundo caballero. Ya lo cantó Dylan: los tiempos están cambiado.

Emhoff no va a ser un simple florero en el Observatorio Naval de los Estados Unidos, donde se ubicará su nueva residencia oficial. Ha prometido centrarse en la defensa de causas como la justicia, los derechos humanos y la igualdad, aprovechando el escaparate impagable del cargo de su mujer, y será profesor en la Universidad de Georgetown, tras dejar su trabajo como abogado para que no haya colisión alguna entre intereses privados y públicos. Sobre todo, promete “apoyar” a Harris. “Yo no soy su asesor político, soy su esposo. Mi tarea será ayudarla siempre, por encima de todas las cosas”, afirma.

Nacido en Nueva York en 1964, de origen judío (otra cosa más en la que es pionero en la cima de Washington), Emhoff se mudó a California con sus padres cuando era adolescente y allí había desarrollado toda su vida, hasta ahora. Estudió Derecho en la Universidad Estatal y acabó montando un bufete especializado en lo que da la tierra: derechos de televisión, cine y publicidad. Venable, su oficina, se convirtió en un referente mundial en la materia.

El exitoso abogado se casó con Kerstin Mackin, una productora de cine, y tuvo dos hijos: Cole (por John Coltrane) y Ella (por Ella Fitzgerald). Huelga decir que le apasiona el jaz...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.