Doscientas personas piden sin incidentes la libertad de Hasel en Valladolid

Agencia EFE
·2 min de lectura

Valladolid, 19 feb (EFE).- Unas doscientas personas han clamado este viernes en Valladolid por la libertad del rapero Pablo Hasel, en prisión desde el martes en cumplimiento de una condena de nueve meses por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona, en una protesta con un fuerte control policial y que se ha desarrollado sin altercados.

La concentración, convocada por la CGT y otros colectivos de Valladolid ha aunado a dos centenares de personas en la Plaza de Portugalete, quienes han reclamado la libertad de Hasel, a cuyas condenas se sumó ayer otra de dos años de cárcel por amenazar a un testigo.

"La historia se escribe con desobediencia", han proclamado los manifestantes, quienes han gritado en favor de la libertad de expresión y han lanzado otras proclamas, como "Viva la lucha obrera", "La policía tortura y asesina" y otros cánticos contra la Corona.

Con una pancarta principal que rezaba "¿Preso por cantar? Libertad de expresión", los convocantes han leído un comunicado precedido por las últimas palabras de Hasel que considera su última condena una "operación de Estado" con el objetivo de "desviar el debate sobre la libertad de expresión".

Han denunciado que la "Ley mordaza" criminaliza a los artistas, en especial a cantantes y raperos "que denuncian injusticias y abusos de poder", y han criticado que Hasel sea "el primer cantante que encarcelan por rapear".

El control policial iniciado en todos los accesos a la plaza a las 16:30, hora y media antes de la concentración, ha contado con un centenar de efectivos de la Policía Nacional y Municipal, según han informado a EFE fuentes policiales.

Pese algún mensaje en las redes sociales previo a la concentración y a indicar CGT en un comunicado que había una convocatoria anónima "procedente de la extrema derecha a contramanifestarse", fuentes policiales han dicho no tener constancia, y la protesta ha sucedido sin ninguna incidencia.

(c) Agencia EFE