Donativos por Bizum, móvil o reloj inteligente: el Pilar se adapta a la COVID

Zaragoza, 19 may (EFE).- El coronavirus ha obligado a reinventarse a todos los sectores, incluida la Iglesia católica que, ante las restricciones impuestas por la COVID-19, ha impulsado un servicio de "cepillo digital" en la basílíca del Pilar de Zaragoza para que los fieles puedan hacer sus donativos con dispositivos móviles e incluso por la plataforma de pago Bizum.

Este "cepillo digital", instalado en colaboración con CaixaBank, es un terminal de punto de venta sin contacto adaptado a las necesidades de la basílica, situado próximo al altar mayor, y en el que se pueden hacer donativos o colectas con teléfonos móviles, tarjetas sin contacto o relojes inteligentes.

Según explican desde la Caixa, acepta donativos de la cantidad que desee el usuario hasta un máximo de 20 euros, independientemente de la entidad bancaria y del tipo de tarjeta, y la operación se realiza sin necesidad de contacto físico, ya que basta acercar el medio de pago a unos centímetros de distancia del "cepillo digital", sin tocar ninguna superficie.

Además, se ha habilitado la posibilidad de realizar donativos a distancia, sin necesidad de estar físicamente en el Pilar, a través de la aplicación de pago Bizum, mediante el código 33483. La operación se realiza al instante y el dinero llega a su destino en menos de cinco segundos.

La directora de la territorial Ebro de CaixaBank, Isabel Moreno, señala que la instalación del "cepillo digital" demuestra cómo la innovación y la tecnología ofrecen soluciones para afrontar la coyuntura actual.

Asegura que la entidad quiere ayudar a las instituciones religiosas a que puedan seguir desarrollando su labor y ofreciendo a los ciudadanos servicios adaptados a las circunstancias actuales.

(c) Agencia EFE