Donantes ofrecen 6.400 millones USD para sirios, muy por debajo de la meta

Aldo GAMBOA
·4 min de lectura

Donantes internacionales comprometieron este martes un total de 6.400 millones para ayuda humanitaria a los desplazados y afectados por el conflicto en Siria, un suma considerablemente lejos del objetivo trazado por la ONU, de alcanzar los 10.000 millones.

"El compromiso total asciende a 5.300 millones de euros, o 6.400 millones de dólares", anunció en Bruselas el comisario europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, al fin de la Conferencia, realizada por sistema de videoconferencia.

El funcionario explicó que ese total se compone de 4.400 millones de dólares para 2021 y 2.000 millones para el año 2022 en adelante.

"Además, instituciones financieras internacionales y donantes anunciaron préstamos en condiciones ventajosas" por unos 7.000 millones de dólares, explicó el alto funcionario.

Durante la jornada, Alemania anunció su participación en el esfuerzo con más de 1.700 millones de euros (unos 2.000 millones de dólares), al tiempo que la UE comunicó a la Conferencia un aporte de 560 millones de euros (unos 650 millones de dólares).

"La tragedia siria no puede durar otros 10 años. Ponerle punto final comienza por restaurar la esperanza. Comienza con nuestro compromiso, aquí, y ahora", dijo el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Heiko Maas.

La Conferencia había arrancado en medio de dramáticos llamados a la solidaridad internacional para ayudar a resolver la situación de millones de sirios, tras cumplidos este mes 10 años del inicio del desgarrador conflicto en su país.

En una nota, la entidad humanitaria Oxfam no escondió su profunda decepción con los resultados.

El monto comprometido "confirma los temores de que los donantes no están escuchando los llamados de los millones de sirios que han tenido que abandonar sus hogares y tienen sus vidas destrozadas por diez años de conflicto", apuntó en una nota el responsable de Oxfam en Siria, Moutaz Adham.

En la Conferencia, impulsada conjuntamente por la ONU y la Unión Europea, participaron unos 50 países y unas 30 organizaciones no gubernamentales.

Las reuniones habían comenzado el lunes, pero este martes se realizó la jornada central, con los anuncios de donaciones por parte de gobiernos y entidades internacionales.

Al abrir este martes la jornada de alto nivel, el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, dijo que el costo humano del conflicto en Siria era "impensable" y advirtió sobre el riesgo que corre una generación entera de sirios.

"Más de 13 millones de personas necesitan de ayuda humanitaria, y la mitad de ellos son niños. Esto significa que una generación entera de sirios solo conocen la guerra", dijo Borrell.

- Dramático llamado -

Por su parte, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, había señalado en un mensaje en video que "en 10 años los sirios han enfrentado muerte, destrucción, desplazamientos forzados y privaciones".

El funcionario añadió que "las cosas se están tornando peores, no mejores", para los sirios afectados por una década de violencia.

La meta de 10.000 millones de dólares (equivalente a unos 8.460 millones de euros) contemplaba destinar la parte principal de los recursos a la ayuda humanitaria para los millones de desplazados en países vecinos, y en menor medida para auxilio en el interior de Siria.

En el interior de Siria los niveles de violencia se han reducido, después de que el gobierno, con soporte de Rusia, logró reconquistar la mayor parte del territorio.

Sin embargo, la pandemia de coronavirus agravó de forma dramática la situación de millones de sirios, tanto los que permanecieron en el país o fueron forzados a buscar refugio en países vecinos.

El lunes el secretario estadounidense de Estado, Antony Blinken, formuló en la ONU un dramático llamado a que se abran más pasos fronterizos en Siria para permitir el ingreso de ayuda humanitaria.

En una nota, la cancillería siria condenó la "hipocresía" de Blinken, y apuntó que el gobierno estadounidense "viola la ley internacional al imponer medidas coercitivas unilaterales (...) y politizar asuntos humanitarios".

El conflicto en Siria, que comenzó en 2011 a raíz de la represión a protestas aunque degeneró en una guerra devastadora con la participación de grupos yihadistas y terceros países, ha causado el desplazamientos de millones de personas.

Una década después del inicio del conflicto aún hay millones de desplazados sirios en Líbano, Jordania, Turquía, Irak y Egipto.

ahg/mis