Dolor y vergüenza en la oración del papa tras el Vía Crucis en el Coliseo de Roma

En la noche de este Viernes Santo, el papa Francisco ha recordado durante la tradicional procesión del Vía Crucis, que se celebra en el Coliseo romano, el sufrimiento de refugiados, migrantes y víctimas de la guerra y ha pedido perdón a Jesucristo por los escándalos de la Iglesia católica. El Pontífice ha manifestado en una oración dolorida e intimista, la "vergüenza por la sangre inocente derramada cada día de mujeres, niños inmigrantes y personas perseguidas por el color de su piel, por su pertenencia étnica o por su fe en Ti".

-Redacción-

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines