El documental sobre la Familia Real británica prohibido por Isabel II

·5 min de lectura

El 21 de junio de 1969 la BBC emitía el estreno de una película documental que llevaba por título ‘Royal Family’ y la que, a través de una hora y media de metraje, ofrecía una visión de la Familia Real británica muy distinta (y sobre todo cercana) a la que los ciudadanos habían tenido de esa institución en las últimas décadas.

Cartel del documental ‘Royal Family’ y captura de una de las escenas familiares (imágenes vía imdb y archive.org)
Cartel del documental ‘Royal Family’ y captura de una de las escenas familiares (imágenes vía imdb y archive.org)

Isabel II llevaba en el trono británico 17 años y sus colaboradores más allegados le hicieron saber los bajos índices de aceptación y simpatía que la Corona despertaba en aquellos momentos entre la población.

La década de 1960 estaba siendo especialmente contestataria e inconformista por parte de los jóvenes, aumentando de una forma considerable los apoyos hacia las posturas defendidas por los republicanos. También influía que en las últimas décadas el Reino Unido había dejado de ser una de las principales potencias mundiales, debido a la pérdida de algunas de sus colonias y posesiones (sobre todo en el Sur y Este de África y en las Antillas del continente americano).

La institución necesitaba un lavado de cara y una campaña que acercase la institución a la ciudadanía. Entre las primeras cosas que se ordenó hacer desde Buckingham palace (residencia oficial y centro de trabajo de la reina) fue ir reemplazado gradualmente el término ‘la Monarquía’ (the Monarchy) por el de ‘la Familia Real’ (the Royal Family) que sería el modo en el que tanto los medios de comunicación como los propios miembros de la realeza se referirían a la Corona británica.

El siguiente paso fue grabar un documental (que llevaría por título precisamente esa nueva denominación, ‘Royal Family’) y en el que se mostraría a los espectadores el día a día en la vida de la reina y de todos los integrantes de su familia.

El documental tendría una duración de noventa minutos y sería dirigida por Richard Cawston. También contaría con un guion escrito por Antony Jay (quien en aquellos momentos estaba triunfando con el libro ‘Management and Machiavelli’ el cual se había convertido en un best seller y años después escribiría dos de las series más exitosas de la BBC ‘Sí Ministro’ y ‘Sí, Primer Ministro’). Para la narración se contrató a Michael Flanders, famoso actor y locutor cuya voz (en aquellos momentos) era una de las más familiares para los británicos, al haber locutado numerosos documentales y programas para la BBC.

Aquella película fue un encargo personal de la propia Isabel II, el cual se haría coincidir con la investidura de su primogénito, Carlos de Inglaterra y actual rey Carlos III, como Príncipe de Gales.

La reina puso a disposición del equipo de rodaje a todos los miembros de su familia, quienes se comportaban frente a las cámaras como si estas no estuviesen presentes. A través del documental, los espectadores podrían ver el día a día de la Familia Real, cómo eran sus quehaceres, obligaciones institucionales y momentos de ocio.

En la película se podían ver imágenes insólitas e íntimas de la Royal Family, como un día de barbacoa en Balmoral y con el patriarca (Felipe de Edimburgo) vistiendo una tradicional falda escocesa; también al entonces príncipe Carlos practicando deporte sobre una moto acuática y con el torso desnudo; a la Isabel II comprando un helado al benjamín de su hijos (Eduardo), con lo que también se rompía el mito popular de que la reina nunca llevaba dinero encima; un almuerzo familiar en un día cualquiera, con sus conversaciones intrascendentales o una visita al Palacio de Buckingham del entonces presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon.

La BBC emitió el documental el sábado 21 de junio de 1969, en horario de máxima audiencia y congregando ante el televisor a más de treinta millones de espectadores que pudieron ver cómo era la vida de ‘The Royal Family’. Una semana después fue emitido por la ITV, un canal de televisión comercial en abierto que había coproducido la película y a lo largo de los siguientes meses por diversos canales locales de países pertenecientes a la Commonwealth, así como en Estados Unidos.

En las navidades de aquel año (1969), se optó por sustituir el tradicional mensaje de Isabel II por emitir el documental ‘Royal Family’ simultáneamente por los dos canales de la BBC el mismo día de Navidad.

Aunque la película tuvo una alta aceptación y se pudo comprobar que los índices de popularidad de la Familia Real había aumentado (e iban en incremento cada vez que se reponía), en 1977 se decidió que ya era hora de dejar de emitir el documental, por lo que todas las copias fueron retiradas y prohibida su emisión a partir de entonces.

El propietario del mismo era la BBC y allí sería donde se custodiarían las copias del documental. Se permitiría la visualización del mismo (en proyección privada) siempre y cuando se hubiese solicitado previamente un permiso al Palacio de Buckingham y que su visionado fuese por causas de documentación para otros filmes, series, artículos u obras literarias (eso sí, teniendo que abonar una pequeña tarifa de 35 libras esterlinas).

A lo largo de cuatro décadas el documental ha estado fuera de circulación, pero no se sabe cómo, alguien consiguió una copia y la subió a YouTube. Tras una reclamación por parte de la BBC fue retirado de la plataforma de vídeos, pero semanas después volvió a ser subido a otra cuenta y poco a poco otros usuarios se hicieron con copias y también lo han colgado en sus perfiles. También se encuentra en la web archive.org. Bajo estas líneas podréis visionarlo:

Fuentes de consulta e imagen: BBC / houseandgarden/ imdb / royalcentral/ archive.org

Más historias que te pueden interesar: