Un doctor en Ingeniería Química saca los colores a este diputado de Vox en cinco sencillos pasos

Es una de las intervenciones más comentadas y polémicas de las últimas horas. El diputado de Vox José María Figaredo ha subido a la tribuna del Congreso a hablar de energía y parece que no ha convencido a muchos.

“Hablan ustedes, señorías de Podemos, de la energía renovable, que está muy bien. Pero es que, para que todos nos entendamos, España tiene una potencia instalada eólica de en torno a los 30 gigas. En el último año se han producido seis”, ha empezado diciendo el parlamentario de extrema derecha.

Ha proseguido Figaredo explicando que España tiene una potencia solar “de entorno a los 20 gigas” y ha asegurado que en el último año se han producido una media de cuatro.

″¿Por qué?”, se ha preguntado. Pues “porque el sol no brilla 24 horas al día, el viento no sopla 24 horas al día”. ”¿Y qué sucede cuando no sopla el viento y no brilla el sol?”, se ha vuelto a preguntar. Pues “que necesitamos lo que se llama una energía de respaldo”.

“Y gracias o por culpa de ustedes la única energía de respaldo que tiene a día de hoy España es el gas. Por su culpa. Antes teníamos el carbón, teníamos una buena planta nuclear, teníamos al energía hidráulica, que a ustedes tampoco les gusta”, ha señalado.

Este discurso ha llegado hasta la cuenta del experto Eloy Sanz, investigador y Profesor de Ingeniería Energética en la URJC y Doctor en Ingeniería Química, que ha desmontado el discurso de Figaredo en cinco pasos.

“Es difícil cometer tantos errores en un minuto: 1. Confunde potencia instalada con energía generada. 2. Existe el almacenamiento. 3. Carbón: vive tú junto a una térmica. 4. Hay 7,1GW de nuclear y el máximo histórico fue de 8,2GW. 5. La hidráulica juega a maximizar su propio beneficio”, ha sentenciado Sanz, que ya estuvo en Todo es mentira hablando sobre energía como experto.

Ha proseguido explicando un poco más lo que ha escrito sobre el carbón. “Como veo algunas dudas, comparto por ejemplo un estudio que relaciona vivir cerca de una central térmica de carbón con cáncer de pulmón, enfermedades cardiovasculares y mortalidad infantil”, ha comentado adjuntando un estudio.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR