Doce detenidos en Turín tras una violenta protesta de grupos anarquistas

1 / 3
Policía y manifestantes se enfrentan en Turín, Italia. EFE

Roma, 9 feb (EFE).- Doce personas fueron hoy detenidas en la ciudad italiana de Turín (norte) durante la protesta de grupos anarquistas por el desalojo de una de sus sedes, unos disturbios que la alcaldesa Chiara Appendino condenó por su "violencia inaudita".

Unos quinientos miembros de los denominados centros sociales protestaron por el desalojo de la sede El Asilo, punto de referencia en el ambiente anarquista en Turín y ocupada desde hace más de dos décadas.

La protesta tuvo lugar en pleno centro de la capital piamontesa, en la plaza Castello, y pronto degeneró en escenas de violencia por toda la zona, con choques con las fuerzas del orden, lanzamiento de botellas, petardos, bengalas y destrozo e incendio de mobiliario urbano, usado como barricadas, informó el diario La Stampa.

Un grupo de encapuchados llego incluso a asaltar un autobús urbano y lanzaron en su interior gases lacrimógenos.

Durante los enfrentamientos resultaron heridos cuatro manifestantes, según los medios locales.

La alcaldesa, del Movimiento Cinco Estrellas, consideró en un mensaje en Facebook que los disturbios "no pueden ser confundidos de ninguna manera con el ejercicio de la democracia" y condenó estos enfrentamientos por ser de "una gravedad inaudita".

El ministro del Interior y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, pidió "cárcel" para los asaltantes del autobús y abogó por cerrar las sedes anarquistas, centro frecuente de sus ataques y a las que, dijo, solo acuden "criminales".

"Turín es rehén de algún centenar de delincuentes de los centros sociales. Todo mi apoyo a los turineses y a las Fuerzas del Orden. Para estos criminales (finalmente desalojados hace pocos días) se ha acabado el chollo", aseguró Salvini en una nota.