La doble vara de medir de la Iglesia tras renegar del exobispo de Solsona, Xavier Novell

·3 min de lectura
Xavier Novell fue en su día el obispo más joven de España.
Xavier Novell fue en su día el obispo más joven de España.

"Poseído", "desequilibrado", "juguete roto"... Todos los adjetivos que le están dedicando numerosos, y variados, estamentos de la Iglesia en las últimas horas al exobispo de Solsona, Xavier Novell, van en la misma dirección. La maquinaria se ha puesto en marcha y Novell está siendo desacreditado, desairado y repudiado a marchas forzadas. El último comunicado del Obispado directamente apunta a que todo se debe a "la mezcla de una personalidad atormentada y unos sucesos sobrenaturales". ¿Qué ha hecho?, se preguntarán. Pues enamorarse de una mujer.

Ese es su pecado para estar envuelto en la polémica de los últimos días. De puertas hacia adentro, la penitencia se considera justa. Y, de hecho, se ha ordenado atacar con todo para cortar cualquier lazo y renegar de Novell hasta borrar su legado. Pero desde fuera todo lo que está sucediendo parece poco menos que exagerado. Por mucho que su actual pareja sentimental sea una escritora de novelas erótico-satánicas. Más aun teniendo en cuenta el currículo de Novell al frente del obispado de Solsona y por el que jamás fue reprendido.

Hablamos de fomentar que no se use el preservativo en ningún supuesto. Auspiciar terapias curativas para la homosexualidad e incluso relacionar la homosexualidad con la ausencia de la figura paterna. Vamos por partes.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Fue en el programa 'El Convidat' de Tv3, donde Novell mostró su más anérgico rechazo al uso del preservativo. Y amplió su boicot a "cualquier supuesto". Es decir, que recomendaba a sus feligreses que descartaran el uso del condón incluso para evitar enfermedades de transmisión sexual. ¿Qué proponía a cambio? Pues en su catálogo de "otros métodos" brillaba la castidad.

Los testimonios de los vecinos de Solsona aseguran también que Novell trabajó en programas para fomentar supuestas terapias para curar la homosexualidad como si ésta fuera una enfermedad. En su lista de ayuda figuraba desde el suministro de fármacos hasta la abrazoterapia o la organización de quedadas entre personas del mismo sexo para bañarse desnudos.

Y en 2017 escribió una carta pastoral puso a gran parte de sus feligreses en contra al llegar a apuntar que "el fenómeno de la confusión en la orientación sexual" se debe "a que en la cultura occidental la figura del padre estaría simbólicamente ausente, desviada, difuminada". "Hay roles y tareas flexibles, que se adaptan a las circunstancias concretas de cada familia, pero la presencia clara y bien definida de ambas figuras, femenina y masculina, crea el ámbito más adecuado para la maduración del niño", señalaba como crítica a las familias monoparentales sin figura paterna.

En ninguno de estos tres terribles casos aquí descritos, la Iglesia alzó la voz al nivel al que estamos asistiendo, lo que demuestra la doble vara de medir en la curia aún en 2021.

En vídeo | Trece países de la UE en contra de la ley anti LGBTIQ de Hungría

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente