Se disuelve en Hong Kong el grupo organizador de actos en memoria de Tiananmen

·4 min de lectura

El grupo prodemocracia que organizaba desde hacía tres décadas en Hong Kong las conmemoraciones anuales sobre la represión de Tiananmen en Pekín anunció el sábado que votó su disolución, ante la presión cada vez mayor contra la disidencia en este territorio.

"Es una disolución muy dolorosa", declaró Tsang King-shing, miembro de la Alianza de Hong Kong, tras el voto.

"El gobierno utiliza todo tipo de leyes para obligar a un grupo de la sociedad civil a disolverse", añadió.

El movimiento era uno de los símbolos más visibles del pluralismo político de Hong Kong y su desaparición refleja el aumento de control por parte de Pekín de la excolonia británica.

La disolución de Alianza de Hong Kong tiene lugar tras la separación de una treintena de grupos militantes en estos últimos meses, entre ellos el mayor sindicato de la ciudad y la coalición que había organizado las multitudinarias manifestaciones prodemocracia de 2019.

- "Privar al pueblo de su memoria" -

Tras el anuncio, los representantes de la Alianza leyeron una carta de su presidente, Lee Cheuk-yan, entre rejas.

"Un régimen no puede privar al pueblo de su memoria y su conciencia", escribió Lee. "Las convicciones de la Alianza de Hong Kong serán transmitidas en el corazón de los hongkoneses", prosiguió.

Los medios estatales chinos y los responsables pro-Pekín de Hong Kong acusan desde hace tiempo a la Alianza de Hong Kong de ser una organización subversiva.

A principios de mes, la policía inculpó a tres altos responsables de subversión, un crimen contra la seguridad nacional.

La policía también ordenó al grupo que suprimiera su página Internet y sus cuentas en las redes sociales. Las autoridades anunciaron que revocarían su registro como sociedad.

En una misiva escrita desde la cárcel, una de las dirigentes de la Alianza, Chow Hang-tung, instó a los miembros a no abandonar, mostrándose así contraria a su disolución.

"Espero mostrar siempre las convicciones de la Alianza de Hong Kong al mundo entero y continuar este movimiento que perdura ya desde hace 32 años", afirmó en un mensaje en Facebook a principios de semana.

Sin embargo, otros dos dirigentes encarcelados, Lee Cheuk-yan y Albert Ho, habían firmado cartas en las que pedían la disolución del grupo debido al "contexto social actual".

La Oficina de Enlace, que representa al gobierno central chino en Hong Kong, calificó la disolución del grupo como la "inevitable derrota de los grupos anti-China en Hong Kong", según la agencia oficial Xinhua.

También afirmó que las "actividades desestabilizadoras" del grupo "no deben darse por perdidas" y que quienes "causaron líos en Hong Kong no pueden eludir la justicia", apuntó la agencia.

La Alianza fue notificada este año de que estaba siendo investigada por la unidad de seguridad nacional, por lo que se le ordenó entregar una gran cantidad de documentos y detalles sobre sus miembros.

A diferencia de muchos grupos de oposición que se retiraron rápidamente u obedecieron a las demandas de la policía, la Alianza adoptó una postura más provocadora.

Muchas de sus principales figuras son abogados, que llegaron a argumentar que la solicitud policial era ilegal.

A finales de agosto, la nueva policía de seguridad nacional de la ciudad envió notificaciones a los líderes de la Alianza, acusándolos de ser "agentes de las fuerzas extranjeras".

- Subversión -

En estos mensajes también les pedían que entregaran información personal de todos los miembros desde su fundación en 1989, todas las actas de reuniones, registros de ingresos y sus intercambios con varias oenegés relacionadas con la democracia y los derechos humanos en China.

En cuanto la Alianza confirmó que no cooperaría, la policía acusó a sus líderes de subversión.

El grupo, cuyo nombre oficial es "Alianza de Hong Kong en apoyo de los movimientos democráticos patrióticos de China", se fundó en mayo de 1989 para apoyar a los estudiantes que organizaron manifestaciones a favor de la democracia y contra la corrupción en Pekín.

Un mes más tarde, el 4 de junio, el movimiento estudiantil fue reprimido con sangre.

Estos hechos siguen estando censurados por el régimen comunista en China, pero, en Hong Kong, la Alianza mantuvo su memoria durante tres décadas mientras pedía a los líderes chinos una reforma, con lemas como "Poner fin al régimen de partido único" y "Construyendo una China democrática".

yan/jta/mlb/at/rsc/es/jvb/me

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente