A disposición judicial la pareja que arrojó a su hija recién nacida al río

Agentes de la Policía Nacional trasladan al Juzgado número 7 de Palencia a la pareja detenida ayer por arrojar a su hija recién nacida al río Carrión en un paraje del término municipal de Husillos (Palencia) que ha pasado este martes a disposición judicial y se ha negado a declarar en la Comisaría. EFE/ . Alvarez

Palencia, 11 feb (EFE).- La pareja detenida ayer por arrojar a su hija recién nacida al río Carrión en un paraje del término municipal de Husillos (Palencia) ha pasado este martes a disposición judicial y se ha negado a declarar en la Comisaría, según han informado a Efe fuentes de la Policía Nacional.

En torno a las 11.30 horas, la mujer, de 23 años, y el hombre, de 29, han llegado en sendos furgones policiales al Juzgado de Instrucción número 7 de Palencia, tras pasar la noche en el calabozo después de ser detenidos en la madrugada de ayer.

Se trata de dos vecinos de la capital palentina, de los que no ha trascendido su identidad, y el informe forense ha desvelado que la niña nació viva, según han precisado fuentes policiales, que han detallado que la pareja tiró a la niña al río dentro de una bolsa de viaje.

Fue el personal del centro de salud La Puebla, de la capital palentina, el que alertó de que estaban atendiendo a una joven que manifestaba que había dado a luz, aunque desconocía donde estaba el bebé.

La Policía Nacional se desplazó al centro de salud y la mujer inicialmente declaró que había dado a luz la noche anterior y que había arrojado al niño a un contenedor del Polígono Industrial de Palencia, aunque la búsqueda durante más de dos horas en cuarenta contenedores no dio resultado alguno.

La joven fue dada de alta aunque los médicos advirtieron de que el parto se había producido días antes, por lo que tras ser interrogada por la policía manifestó que junto a su pareja habían enterrado al bebé en un paraje cercano a la capital, aunque de nuevo la búsqueda fue infructuosa.

Tras ser nuevamente interrogada por la Policía, la pareja manifestó que el parto se produjo el pasado 28 de enero, y que tras el mismo arrojaron al bebé al río Carrión, en un paraje cercano a Husillos, una localidad de unos 313 habitantes situada a unos doce kilómetros de la capital palentina, donde fue encontrado.

Después de esas declaraciones la pareja se ha negado a prestar más testimonios, de acuerdo a las mismas fuentes.EFE

1010336

aaf-mr / mcm

(foto)(vídeo)