Disidentes de Hong Kong luchan para salvar en la red el recuerdo de su protesta

·4 min de lectura

Activistas de Hong Kong trabajan en las sombras para preservar en la red los vestigios de su movimiento prodemocracia, mientras los símbolos reales de su resistencia, como un diario opositor o un museo, son eliminados de las calles de la ciudad.

Después de años en funcionamiento, el museo dedicado a las protestas de la plaza Tiananmen de Pekín, el único en China para conmemorar a las víctimas de esa represión de 1989, tuvo que cerrar en junio a instancias de unos inspectores de seguridad alimentaria.

Los funcionarios municipales aseguraron que no tenía la licencia adecuada y forzaron la clausura del museo que documentaba la represión contra los estudiantes en Pekín y las tres décadas de vigilias anuales en Hong Kong en recuerdo de las víctimas.

El autor disidente chino Chang Ping, antiguo líder estudiantil en 1989, esperaba una decisión así desde que la vigilia de Tiananmen fuera prohibida en los últimos dos años por las autoridades.

Por ello, el último año se puso al mando de un grupo de activistas anónimos para crear una versión digital del museo.

"Esperamos salvar el espíritu de 30 años de conmemoraciones con velas en Hong Kong", dijo Chang a la AFP por teléfono desde su casa en Alemania.

- 'Luchar contra el reloj' -

Este proyecto es solo uno de los muchos para almacenar en la red los retazos de una ciudad supuestamente semiautónoma que China está tratando de remodelar autoritariamente a su imagen tras las enormes protestas de hace dos años.

La Alianza de Hong Kong, que gestionaba el museo y organizaba la vigilia anual de Tiananmen, sabía que tenía los días contados, especialmente después de que Pekín impusiera una ley de seguridad nacional hace un año para aplastar a la disidencia.

Muchos de sus líderes han sido arrestados y la coalición está al borde de la disolución. Antes, sin embargo, se las apañó para recaudar 215.000 dólares para crear una 'arca de Noé' virtual de su movimiento.

Otros proyectos tuvieron menos tiempo para prepararse.

Chris Wong, un desarrollador de software que pidió usar seudónimo, movilizó a programadores a comienzos de año para salvar lo que pudieran del tabloide prodemocracia, Apple Daily, feroz opositor de Pekín.

Su propietario millonario Jimmy Lai ya estaba en prisión bajo la nueva ley de seguridad nacional por pedir sanciones contra China.

En junio, la policía usó esa misma ley para allanar el periódico y congelar sus activos, forzando su cierre una semana después.

Cuando el rotativo anunció su edición final y la desaparición de su web, "tuvimos que luchar contra el reloj", recuerda Wong.

Este programador acudió a un foro digital que había sido clave en la coordinación de las protestas de 2019 y reclutó a voluntarios con destrezas informáticas para raspar la web del periódico.

Así consiguieron extraer 2 millones de páginas y archivarlas en la web buscador collection.news, explicó Wong.

"Siendo espabilados en informática, sentimos que tenemos una mayor obligación en ayudar a preservar la historia de Hong Kong. Pero cualquiera puede y debe cumplir con su función compartiendo el pasado con sus amigos y la próxima generación", afirmó.

- Actividad de riesgo -

Copias de seguridad similares se han creado para las informaciones de RTHK, la cadena pública de la ciudad, renovada en los últimos seis meses a imagen de los medios estatales chinos.

Los periodistas críticos perdieron sus trabajos, los programas de actualidad han perdido espacio y mucho de su contenido en redes sociales ha desaparecido.

Un activista bajo el seudónimo "Freeman" asegura que su grupo recogió 14 terabytes de crónicas audiovisuales de RTHK y de Apple Daily para hacer una copia de seguridad digital.

Este activismo digital no está exento de riesgo. Recientemente, medios de Hong Kong favorables a Pekín sugirieron que estas acciones pueden ser ilegales de acuerdo con la nueva ley de seguridad.

La acción policial suele ir alineada con este tipo de editoriales.

Días después del lanzamiento de la copia de la web de Apple Daily, esta página sufrió un ataque de denegación de servicio, un ciberataque que busca saturar el servidor y hacer que la web sea inaccesible.

Pese a ello, Chat Ping asegura que él y otros activistas serán insumisos.

"Si construir un museo es un crimen, la historia entera de la humanidad es ilegal", dijo. "Estoy muy orgulloso de ser parte de esto".

su/jta/gle/dbh/lm

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente