Dirigentes iraníes se felicitan por haber derrotado "a la conspiración"

1 / 5
Unas tiendas de Shahriar, al oeste de Teherán, quemadas durante unas manifestaciones contra el incremento del precio de los combustibles el 20 de noviembre de 2019

Irán ha salido "victorioso" y unido de los disturbios de los últimos días, se felicitó el miércoles el presidente Hasan Rohani, refiriéndose a las violentas manifestaciones por el aumento del precio de la gasolina que según varias oenegés y la ONU habrían dejado decenas de muertos.

"Nuestro pueblo salió victorioso varias veces frente al complot de los enemigos y de nuevo ante los motines", declaró Rohani, mientras la televisión oficial difundía imágenes de manifestaciones favorables al gobierno.

Los disturbios empezaron el viernes, pocas horas después del anuncio del gobierno de una reforma del sistema de subvenciones a la gasolina, que deben beneficiar a los hogares más pobres pero a costa de un importante aumento del precio, en plena crisis económica.

Los manifestaciones se extendieron rápidamente a unas 40 localidades, incluyendo Teherán, con incendios y ataques contra gasolineras, comisarías, centros comerciales, mezquitas o edificios públicos.

Las autoridades confirmaron la muerte de cinco personas (cuatro miembros de las fuerzas de seguridad y un civil) pero el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU teme que "decenas" hayan perdido la vida.

La oenegé Amnistía Internacional cree que al menos 106 manifestantes murieron en 21 ciudades "según informaciones fidedignas".

La situación sigue siendo difícil de evaluar a causa de un corte casi total de internet en el país desde hace cuatro días.

"Los anarquistas que salieron a las calles eran poco numerosos" pero actuaban según "un complot urdido por las fuerzas reaccionarias de la región, los sionistas y los estadounidenses", dijo Rohani.

El rey Salmán de Arabia Saudita pidió el miércoles a Irán, el gran rival regional de Riad, que renuncie a su "ideología expansionista y destructora" que daña "a su propio pueblo".

El martes el guía supremo iraní, Ali Jamenei, afirmó que los iraníes "rechazaron al enemigo en la guerra política". "Las acciones recientes eran una problema de seguridad, no del pueblo", añadió el ayatolá.

Estados Unidos, enfrentado con Irán, aportó su apoyo a los manifestantes.

- Grave crisis económica -

Irán, un país petrolero miembro de la OPEP, vive una grave crisis económica alimentada por la salida unilateral de Estados Unidos en 2018 del acuerdo sobre el programa nuclear iraní y el restablecimiento de graves sanciones.

Decenas de ciudades de Irán, de las más grandes hasta las más pequeñas, se vieron afectadas por las manifestaciones y los disturbios.

Desde el lunes la televisión oficial emite imágenes de manifestaciones favorables al poder en ciudades como Zanjan (noroeste, el lunes), Tabriz (noroeste, martes), Chahr-é Kord (centro, martes) o Gorgan (norte, el miércoles).

Esas "grandes concentraciones espontáneas" son "la mejor prueba del poder de la nación iraní" y de su "unidad", dijo Rohani.

En Chahriar, en las afueras de Teherán, varios miles de personas gritaban "¡Muera América!" en los funerales de un Guardián de la Revolución, el ejército de elite de Irán, que murió en los enfrentamientos.

La muchedumbre, con pancartas contra Estados Unidos, siguió el féretro que iba en una camioneta llena de flores y pasó por una oficina de correos, un banco y un centro comercial incendiados por las protestas, según periodistas de la AFP.

"Qué es esto? Estos jóvenes ignorantes han incendiado todo Chahriar", declaró a la AFP Yunes Abutalébi, un jubiliado.

El martes en Ginebra, el portavoz del Alto Comisionado de la ONU de los Derechos Humanos, Rupert Colville, dijo estar "particularmente alarmado por el uso de munición real que habría provocado numerosas muertes".

"Decenas de personas podrían haber muerto", aseguró, y habló de "más de mil arrestos".

Amnistía teme que el balance sea de hasta 200 muertos.

Este miércoles, el gobierno francés expresó su "profunda preocupación ante las informaciones que hablan de la muerte de numerosos manifestantes".

A pesar de las tensiones entre Estados Unidos e Irán, la Marina estadounidense anunció que el portaaviones Abraham Lincoln cruzó este martes sin problemas el estrecho de Ormuz por primera vez desde el 20 de junio, cuando Irán destruyó un dron estadounidense en esta zona.