La dirección de CAF presenta un ERE de suspensión en su planta de Zaragoza

ZARAGOZA, 13 (EUROPA PRESS)

La dirección de empresa de Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) ha presentado un expediente de regulación de empleo (ERE) de suspensión en su planta zaragozana, dedicada a la fabricación de diverso material ferroviario de manera análoga para su factoría de Beasain (Guipúzcoa), con excepción de las locomotoras, los bogies y los ejes y ruedas.

Según ha informado el Comité de Empresa, a principios de esta semana la dirección presento un ERE de suspensión de contrato de trabajo, que afecta tanto a operarios de producción directa e indirecta, como a empleados.

En concreto, el expediente afecta a 582 personas de la planta, que cuenta con 908 trabajadores, con un máximo de 51 días laborables distribuidos en un periodo de seis meses "por razones productivas".

Este expediente, que de momento solo se aplica en CAF Zaragoza, comenzara el 10 de septiembre hasta el 10 de marzo. "Desde hace semanas sonaban campanadas, pero al final la dirección lo presentó, trasladándonos que lo había sopesado y no que hay otra salida ante el parón en el mercado ferroviario nacional", ha indicado el Comité de empresa.

Asimismo, ha señalado que cuando la empresa y el Comité se encontraban "inmersos en una negociación colectiva difícil, en la propia mesa de negociación siempre se nos trasladaba --a los representantes de los trabajadores-- la bajada de carga de trabajo y que no entraban nuevas obras en los siguientes meses. Un poco difícil de entender, cuando en todos los medios se publicaba una cartera de pedidos cercana a los 5.000 millones de euros y unos beneficios que aumentan cada trimestre".

PERIODO DE CONSULTAS

El Comité ha comunicado que ha empezado el periodo de consultas y se ha abierto una mesa del propio ERE. No obstante, los representantes de los trabajadores han asegurado que van a hablar con diferentes cargos políticos de la Comunidad aragonesa para "defender el empleo en CAF y el futuro de la compañía en su planta zaragozana".

"Las reformas laborales que está impulsando el Gobierno, no tienen que ser herramientas empresariales que destruyan empleo, pero queda claro que una de las pocas o la única empresa en Aragón que disfruta de buena salud económica, o eso parece, también tiene que apuntarse a la corriente del ERE", ha incidido el Comité.

PUBLICIDAD