Diputados franceses aprobaron la supresión del sistema de financiación de la televisión pública

·2 min de lectura
© Christophe Archambault, AFP

Cada familia francesa paga obligatoriamente 138 euros al año para financiar los canales públicos de televisión. Es la llamada “Redevance Audiovisuelle” (canon audiovisual). Tras semanas de negociaciones, los parlamentarios decidieron este sábado su supresión pese a las fuertes críticas.

Este sábado, diputados franceses votaron en la Asamblea Nacional para terminar con la "Redevance Audiovisuelle" (canon audiovisual) que financia las cadenas nacionales France Télévisions, la emisora nacional Radio France y France Médias Monde, que incluye las cadenas internacionales RFI y France 24, así como el Instituto Nacional del Audiovisual (INA) y el canal de televisión franco-alemán, Arte.

La supresión de este impuesto era una promesa de campaña del presidente Emmanuel Macron. Medida que tuvo que ser reelaborada debido a las fuertes protestas en su contra. Así, según el Gobierno, las pérdidas para el sector audiovisual se compensarán con la deducción de una parte del IVA, el impuesto sobre la venta de bienes y servicios.

La reforma fue aprobada por 170 votos a favor y 57 en contra. Según los diputados de izquierda, la medida perjudicará la estabilidad de la financiación del sistema del audiovisual en Francia y han acusado al Gobierno de cumplir los deseos de la extrema derecha de desmantelar la radiotelevisión pública. Sin embargo, el Ejecutivo argumenta que este sistema de financiación está obsoleto.

"(Eric) Zemmour y la señora (Marine) Le Pen lo habían pedido, el señor Macron lo ha hecho", denunció un diputado comunista.

Sin embargo, Marine Le Pen, líder del ultraderechista Agrupación Nacional, afirmó que "el proyecto del Gobierno no tiene nada que ver con lo que queremos hacer", es decir, una "privatización" del audiovisual público francés.

Hacia una mayor contención del gasto público

La financiación a través del IVA aislará los recursos destinados a la radiodifusión pública de los presupuestos generales del Estado.

Se mantendrá el sistema de impuestos asignados, y con eso, se mantendrá también una forma de garantía de recursos, necesaria para mantener la independencia de las cadenas de televisión y de radio públicas. Pero muchos opositores a la medida se preguntan qué cantidad de dinero se asignará.

Mientras que este nuevo método de financiación entrará ya en vigor este año, la ministra de Cultura, Rima Abdul-Malak, prometió que "la compensación se hará al euro más cercano".

Paralelamente a esta reforma, el Gobierno francés también está pensando en una reorganización de los organismos públicos, lo que probablemente supondrá nuevos ahorros. El Ejecutivo está estudiando la posibilidad de fusionar Radio France y France Télévisions.

Pese a los intentos del gobierno por tranquilizar a los opositores de la reforma, varios sindicatos de la radiodifusión han anunciado una huelga.

AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente