Diputados franceses apadrinan a manifestantes iraníes condenados a muerte

AFP - JULIEN DE ROSA

Cien diputados franceses de varios partidos apadrinan a jóvenes iraníes condenados a la pena capital por su participación en las manifestaciones contra el régimen. Dos manifestantes fueron ejecutados en diciembre.

Un grupo de cien legisladores franceses, entre ellos senadores, diputados y eurodiputados, decidieron apadrinar cada uno a un manifestante iraní condenado a muerte tras protestar contra el régimen de los mulá.

Al menos 100 iraníes detenidos en protestas en su país se enfrentan a acusaciones que pueden ser castigadas con la pena de muerte, afirmó a finales de diciembre Irán Human Rights (IHR), una ONG con sede en Oslo.

Irán es escenario de múltiples protestas provocadas por el deceso, el 16 de septiembre, de Mahsa Amini, una kurda iraní de 22 años, que murió tras ser detenida por la policía de la moral por violar el estricto código de vestimenta de la República Islámica.

En una escalada de la represión de las autoridades, que según los militantes pretende sembrar el miedo entre la población, dos hombres fueron ejecutados este mes en relación con estas manifestaciones.

Temor a una tercera ejecución

Majidreza Rahnavard, de 23 años, fue ahorcado en público el 12 de diciembre tras ser condenado por un tribunal de Machhad (noreste) por haber matado a dos miembros de las fuerzas de seguridad.

Cuatro días antes, Mohsen Shekari, también de 23 años, fue ejecutado por haber herido con cuchillo a un miembro de las fuerzas de seguridad.

Los padres de Mohammad Mehdi Karimi publicaron el 18 de diciembre en redes sociales un llamado a la clemencia de los jueces para preservar la vida de su hijo condenado:

Clémentine Autain fue entrevistada por Orlando Torricelli. Con informaciones de AFP.


Leer más sobre RFI Español

Leer tambien:
Charlie Hebdo caricaturiza al guía supremo iraní a 8 años del atentado contra el semanario
La policía vuelve a controlar el uso del velo, según la prensa iraní
Un iraní se suicida en Lyon para llamar la atención sobre la situación de su país