Un diputado de Más Madrid cuenta la llamada que recibió tras hablar de Pablo Motos en la Asamblea

Javier Padilla y Pablo Motos.
Javier Padilla y Pablo Motos.

Javier Padilla y Pablo Motos.

Javier Padilla, diputado de Más Madrid en la Asamblea de la Comunidad, ha contado en Twitter la llamada que recibió el pasado mes de febrero, después de citar desde la tribuna a Pablo Motos, presentador de El Hormiguero.

En aquel momento, Padilla puso a Motos como ejemplo de alguien que es “dañino para sí mismo, para su propia salud y para el conjunto de la sociedad”.

Ahora, y después de que el presentador respondiera indignado al vídeo del Ministerio de Igualdad, ha desvelado que dos días después de esa intervención recibió un mail de la productora de El Hormiguero en el que le decíanque querían hablar con él sobre lo que había dicho en la Asamblea de Madrid.

“Les dije que el lunes hablábamos, y así fue. Tuvimos una conversación muy cordial y durante un buen rato. Yo había hecho algo de investigación previa y había visto que este era un tema que preocupaba al presentador en términos de imagen”, ha explicado Padilla.

“Lo de ayer es un nuevo episodio de lo mismo pero más a lo grande (no es lo mismo un diputado en una cámara regional que un ministerio, obvio). La diferencia es que lo mío fue una charla cordial donde se me trató de explicar que ‘todo eso era algo de antes’ y que ya había cambiado”, ha subrayado el diputado, que insiste en que él insiste siempre en “dar la bienvenida más cálida a todo aquel que represente el-deseo-de-cambiar”.

“No como estrategia de márketing, sino como voluntad sincera de mejorar la sociedad en la que vive”, ha matizado. Y apuntado que es “buena noticia que ciertas conductas se sientan socialmente reprobadas”: “Y creo que es importante que quienes reprueban/reprobamos esas conductas no se amedrenten por toques de atención de aquellos que se sienten interpelados”.

En su discurso de febrero, Padilla señalaba que el patriarcado otorga “múltiples privilegios a los hombres”, pero avisaba de que también “les coarta de alguna de sus libertades”.

“Y eso desemboca en una amputación real para expresarse emocionalmente, para asumir cargas de cuidados, para asumir otro tipo de conductas y les empuja a asumir hábitos de vida que ponen en riesgo su propia vida”, destacaba.

“Para nosotros el futuro no es una jaula muy pequeña sino una pradera que interpela a más gente y en la que quepamos todos”, continuaba Padilla antes de subrayar: “Ustedes y nosotros tenemos un modelo diferente de lo que es ser hombre. De eso no cabe duda. Ustedes aplauden a Torrente, a Pablo Motos, al señor sin camiseta y con casco con cuernos que asalta el Capitolio o a la turba masculina que asalta en Lorca”.

“Pero no entienden que Pablo Motos o Torrente son dañinos para sí mismos, para su propia salud y para el conjunto de la sociedad. Nosotros creemos que menos Torrentes y más Pau Gasoles, por ejemplo”, afirmaba.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR