Una diputada de Vox dice que la homosexualidad es una opción y la respuesta del PSOE es tre-men-da

·3 min de lectura

Santi Rivero, diputado del PSOE en la Asamblea de Madrid, ha dado una rotunda respuesta a Alicia Rubio, de Vox, después de que ésta dijese que la homosexualidad es “una elección personal”.

Todo ha ocurrido durante una comisión en la Asamblea, donde Rubio ha querido aclarar que la homosexualidad “no es una enfermedad” y que eso no lo piensan ellos.

“Es una opción sexual, una condición sexual, una elección personal y una sexualidad que cada uno la debe vivir como le apetezca y le parezca. Hay un derecho a la autoconstrucción de la personalidad y de la sexualidad”, ha afirmado.

Tras ello, Rivero ha lamentado que para Vox hay solo “libertad para que te intenten liar la cabeza y acabes en un psicólogo de verdad por estas falsas terapias”.

“Pero libertad para interrumpir voluntariamente el embarazo o poner fin a tu vida cuando hay una situación insostenible entonces ya no. Porque entonces sí que es Vox quien decide lo que puedo o no puedo hacer con mi vida. Pero oye, si es para curar la homosexualidad entonces libertad absoluta. El concepto este obtuso de la libertad que tiene la ultraderecha”, ha afirmado.

Y justo después se ha dirigido directamente a Rubio para responderle: “Yo le animo, señoría, a que si usted considera que la homosexualidad es una opción, como ha dicho en su primera intervención, pues igual debería probarlo. Porque si es una opción y se elige pues a lo mejor debería probarlo y a lo mejor cambia su discurso”.

Rubio y Rivero ya mantuvieron un duro enfrentamiento hace un mes, cuando el diputado del PSOE aseguró que la de Vox “sabe mucho” de adoctrinamiento: “Porque a usted quien le montó una manifestación en el centro educativo no fue ningún concejal. Fueron sus propios alumnos por los comportamientos homófobos que usted tenía como profesora”.

“Usted faltó a su responsabilidad de proteger y educar en la diversidad”, añadió Rivero, que calificó de “profesora homófoba” a Rubio, que poco después tomó la palabra para afirmar que a ella se le hizo “una campaña de difamación”.

“Con dos concejales y un diputado de Podemos que no tuvieron ningún reparo en manipular a los menores como hacen los partidos de izquierdas. Tanto es así que a mí no se me ha expedientado por nada y que cuando trataron de expedientarme resultó que se encontraron con que no sabían qué poner”, dijo.

“Fue lo más vergonzoso, lo que demuestra la clase de personas, algunas de las personas que están en los partidos de izquierdas. Ridículo, vergonzoso, sobre todo la manipulación de los menores. No le pido ni que lo retire, yo quiero que conste en acta. Y que conste en acta lo miserables que pueden llegar a ser algunos”, zanjó.

Luego, Rivero quiso replicar pero la presidenta de la Asamblea no le dio la palabra asegurando: “La palabra miserable no le da usted derecho a un turno de alusiones en virtud del razonamiento de esta presidenta. Lo lamento mucho”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente