Una diputada de Vox afirma estar preocupada por el "lesboterrorismo" y el "pornofeminismo"

Redacción El HuffPost/EFE

De burrada en burrada. La diputada regional de Vox Alicia Rubio ha afirmado este jueves en el Pleno de la Asamblea que “el feminismo es cáncer” y ha acusado a este movimiento de “representar fraudulentamente a las mujeres”.

“Yo pondría como asignatura obligatoria, en vez de feminismo, costura (...) empodera mucho coser un botón”, ha añadido Rubio, quien ha dicho estar preocupada por el “lesboterrorismo” y el “pornofeminismo”.

Rubio se ha pronunciado así en el debate de una proposición no de ley (PNL) propuesta por Unidas Podemos que incluía una batería de medidas para combatir los estereotipos sexistas en la escuela, que la Asamblea ha rechazado con los votos del PP, Ciudadanos y Vox.

Unas medidas que la parlamentaria de Vox ha tachado de “tontadas” y “majaderías ideológicas”.

También ha cuestionado lo que ha denominado “las cuotas por entrepierna” en instituciones y empresas, dado que en su opinión conducen a “colocar” a mujeres “que no son válidas” en ciertos cargos.

Ha censurado, a su vez, que la exposición de motivos de la PNL hiciera referencia a datos sobre violencia machista a escala mundial. “Es como si, si hay hambre en el mundo, se insta a la Comunidad de Madrid a repartir bocadillos a todos los madrileños”, ha argumentado.“Ya se ve que las mujeres estamos mucho peor que en Arabia Saudí, estamos horrorosamente mal”, ha ironizado.

A su parecer, la iniciativa de Unidas Podemos “determina como única causa” de los delitos machistas “la desigualdad de sexo”, noción que ha refutado. “Se mata por muchos motivos, vean ustedes películas de esas de crímenes”, ha indicado.

Entre las medidas propuestas por Unidas Podemos, que había transaccionado la PNL con el PSOE y Más Madrid, estaba la creación de una asignatura de educación en valores que abordara la igualdad de género y la educación afectivo-sexual.

Una cruzada contra la violencia de género y las leyes LGTBI

En la línea del partido...

Sigue leyendo en El HuffPost