Una diputada socialista llama la atención a Edmundo Bal y este, ofendido, no puede contenerse

Este viernes ha tenido lugar una nueva Comisión de Justicia en el Congreso de los Diputados presidida por el socialista Felipe Jesús Sicilia Alférez, que ha tenido que llamar varias veces la atención al miembro del grupo parlamentario Ciudadanos Edmundo Bal.

La tensión ha empezado cuando ha tomado el turno de palabra Mercè Perea, diputada por el Partido Socialista de Cataluña (PSC), que ha comentado la trayectoria de los Presupuestos Generales del Estado en las épocas que gobernaba el PSOE.

Perea se ha referido a Bal para recordarle que “en 2011 el Gobierno socialista hizo una oferta pública de fiscales y de jueces de 400 y de 2018 a 2022 de 1.340”. A mitad de la exposición, ha mirado al de Ciudadanos y le ha recriminado que estuviese con el teléfono móvil: “A mí el señor Bal no me escucha (...) Como me parece que está entretenido con otras cosas, no me escucha”.

El diputado se ha mostrado ofendido por la alusión y ha comenzado a murmurar a modo de protesta. La socialista, haciendo un gesto con la mano para evitar que Bal le interrumpiera, ha continuado su comparecencia sin hacer caso a los comentarios del de Ciudadanos.

Cuando ha terminado el alegato, Perea ha mirado directamente a Bal al darse cuenta de que el diputado quería contestar a la alusión que le había hecho unos pocos minutos atrás.

Sin embargo, el presidente de la sala ha tenido que intervenir pidiéndole en varias ocasiones que guardase silencio: “Señor Bal, por favor, le pido que no entre en una discusión con otros portavoces y que así podamos continuar con la Comisión de Justicia”.

En respuesta, el de Ciudadanos se ha mostrado ofendido por la diputada y así se lo ha manifestado a Sicilia: “Me ha faltado al respeto, porque dice que no estaba atendiéndola y sí que estaba atendiéndola”.

Por su parte, el secretario general para la Innovación y Calidad del Servicio Público de Justicia, Manuel Olmedo Palacios, responsable de contestar a las dudas y cuestiones de los portavoces, guardaba silencio atónito por la tensión que se había generado.

Tras acabar Olmedo su comparecencia, se ha llevado a cabo un pequeño receso en la sala. Este ha sido el momento en que, de nuevo, se ha podido ver a los portavoces protagonistas del encontronazo discutiendo lo que había ocurrido minutos antes.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...