Dinamitazos y gases en una protesta cocalera contra un mercado "paralelo" en Bolivia

La Paz, 2 ago (EFE).- Un sector de cocaleros del departamento boliviano de La Paz que exige el cierre de un mercado paralelo impulsado por un grupo afín al Gobierno de Luis Arce, se enfrentó este martes a dinamitazos con la Policía que respondió con gases lacrimógenos.

Las tensiones se produjeron por segundo día cerca del mercado independiente de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) en La Paz, dirigido por Freddy Machicado, que exige el respeto a este comercio tradicional e independiente.

Los movilizados piden el cierre del llamado "mercado paralelo", creado después de las protestas de septiembre del año pasado, y que está administrado por el bloque del dirigente Arnold Alanez, a quien acusan de ser afín al Gobierno.

La protesta se centró en Adepcoca e intentó llegar hasta el "mercado paralelo", ubicado a varias calles de distancia, pero estuvo bajo una fuerte custodia de la Policía.

Los manifestantes defienden que el mercado de Adepcoca es, junto al de Sacaba en Cochabamba, el que la ley reconoce para la venta de hojas de coca para el consumo tradicional y cuestionan la creación de otro punto de comercialización sustentado por dirigentes que consideran oficialistas.

"Este Gobierno respalda y apoya a un mercado que no es legal (mientras) no reconoce a un mercado legal (el de Adepcoca) por el que desde hace años nuestros padres han luchado", manifestó a Efe Eva Chambi, una productora que llegó hasta La Paz.

Este conflicto emerge nuevamente después de un año en el que también hubo fuertes enfrentamientos entre los cocaleros de Adepcoca y la Policía.

ORÍGENES DEL CONFLICTO

En septiembre de 2021 el Gobierno reconoció a Alanez como máximo dirigente de Adepcoca luego de la realización de un congreso en el que se denunció que no participaron los integrantes del sector "tradicional" que lo acusaron de ser parte de la zona ilegal de producción de la hoja de coca.

En ese momento, Alanez tomó control del mercado de Adepcoca con apoyo de la Policía, lo que originó una escalada de protestas del bloque contrario que luego de varios días de enfrentamientos logró rebasar a las fuerzas de seguridad para expulsar al dirigente y sus colaboradores y retomar la sede de la asociación.

Días después Alanez inauguró un mercado "paralelo" que, según dijo en su momento, se consiguió con los aportes de los afiliados que lo respaldaban y es el que ahora causa resistencia entre los demás cocaleros.

Desde 2017 las leyes bolivianas autorizan la siembra de 22.000 hectáreas de cultivos de hojas de coca, 14.300 en la región de Los Yungas de La Paz y 7.700 en la zona del trópico de Cochabamba, en tanto que los centros legales de venta son Adepcoca y el mercado de Sacaba, respectivamente.

Las tensiones entre la región de Los Yungas de La Paz y el Gobierno han sido constantes desde la emisión de esa nueva normativa.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente