Dinamarca plantea eliminar las luces de Navidad debido al aumento del precio de la energía

·1 min de lectura

La crisis energética en Europa amenaza la navidad escandinava; y es que en Dinamarca, el aumento del precio de la electricidad y el gas ha hecho que los municipios comiencen a plantearse nuevas formas de ahorro de energía.

Vejle plantea eliminar las luces de Navidad

El Gobierno del país anunció en junio un paquete de medidas con valor de más de 400 millones de euros para amortiguar el efecto de la inflación, pero en la ciudad de Vejle, situada en la Dinamarca meridional, el miedo a que no sean suficientes ha hecho que las autoridades se planteen la posibilidad de suprimir las luces de Navidad y el patinaje sobre hielo.

Yvonne Rasmussen, ciudadana de Vejle, afirma: "Vejle es preciosa en el mes de diciembre y sería una pena que se eliminaran... Me pregunto si hay algo más en lo que podríamos ahorrar".

Bajan los termostatos en las escuelas

En Svendborg, en el sur de Fionia, han bajado los termostatos de las escuelas, donde las temperaturas han pasado de 21 a 20 grados.

Simon Krogh-Nielsen, profesor del colegio público Vestermarkskolen en Svendborg, considera: "Si se hubiera bajado a 16 grados, habríamos estado sentados aquí con gorros y guantes; pero esta reducción no creo que suponga una gran diferencia".

En un país, donde las noches de invierno pueden llegar a ocupar 17 horas del día, algunas ciudades han propuesto apagar farolas como estas entre las 22:00 de la noche y las 05:00 de la madrugada.

Según los estudios, la reducción del uso de las farolas una hora al día en una ciudad media podría ahorrar unos 40 000 euros al año, por lo que es una opción viable.