Dinamarca acelera la reapertura gracias a una situación bajo control de la pandemia

·2 min de lectura
Decenas de personas esperan en una sala de observación tras recibir su vacuna contra el coronavirus, el 12 de abril de 2021 en un centro de vacunación de Copenhague

Gracias a una situación bajo control de la pandemia de coronavirus, Dinamarca va a poder acelerar su reapertura a partir del 21 de abril, con espectadores en los estadios y clientes en los restaurantes por ejemplo, anunció este viernes el gobierno.

"Dinamarca se encuentra en una situación en la que podemos abrir más. Es al mismo tiempo responsable y muy positivo, pero esto requiere que conservemos las buenas costumbres, que continuemos haciéndonos tests y utilizando el +coronapas+ para acceder a ciertas actividades", declaró el ministro de Justicia, Nick Haekkerup, en un comunicado.

De todos modos, este plan de reapertura puede ser objeto de ajustes locales, por ejemplo a través de cierres específicos si la circulación del virus aumenta.

Su novedad más grande es que a partir del miércoles los espectadores estarán nuevamente autorizados en los estadios, en un respeto estricto de las reglas de distanciamiento y bajo la presentación del "coronapas", ese pasaporte sanitario que certifica un test negativo de menos de 72h, una vacunación o una reciente cura de covid-19.

La reapertura de los restaurantes -con reservación, "coronapas" y último servicio a las 22h- se adelanta al 21 de abril, en lugar del 6 de mayo, y el pasaporte sanitario no será obligatorio para tomar una copa en una terraza, de forma contraria a lo que se había anunciado antes.

En Dinamarca, de 5,8 millones de habitantes, el número de nuevos casos es cuatro veces menor que en diciembre, cuando el país había iniciado un semiconfinamiento con cierre de escuelas y comercios no esenciales, ahora abiertos.

La campaña de vacunación, ralentizada por el abandono de la vacuna de AstraZeneca a raíz de efectos secundarios muy raros pero graves, debe terminar en agosto. Actualmente, el 8,2% de la población está completamente vacunado y el 17,2% ha recibido la primera dosis.

cbw/at/mar/me