La difusión diaria del ángelus en la televisión irlandesa causa polémica

Joe STENSON
·3 min de lectura

Todas las noches en Irlanda, las campanas del ángelus llaman a la oración en la televisión pública antes del principal informativo. Pero para algunos, esta tradición tiene cada vez menos razón de ser en un país donde la Iglesia católica pierde su influencia.

La publicación la semana pasada de un informe sobre los antiguos hogares para madres solteras gestionados por monjas católicas, en que murieron 9.000 niños durante casi ocho décadas, reavivó el debate sobre la difusión de esta señal religiosa en la radiotelevisión pública RTE desde hace más de 70 años.

Todos los días, estas campanadas suenan durante un minuto a las 12h00 y las 18h00 en la radio y justo antes de las noticias de las 18h00 en televisión.

Pero en el contexto del escándalo sobre el tratado dispensado a las madres solteras y sus bebés, por el que el primer ministro Micheál Martin presentó las disculpas oficiales del Estado, se ha lanzado una petición en línea para que cese esta retransmisión.

"Es hora de que el ángelus se retire de RTE. Es hora de que Irlanda vaya más allá de su oscuro pasado donde la Iglesia y el Estado están tan intrínsecamente ligados", afirma la petición, que el lunes por la noche había recogido casi 4.200 firmas.

El texto considera que, por el contrario, es necesario fomentar "una nueva Irlanda, inclusiva y laica" mediante la "separación de la Iglesia y el Estado" dentro del ente público.

- "Que las noticias empiecen a las seis" -

Las campanadas, que llaman a la oración en honor al misterio de la encarnación de Jesús, empezaron a difundirse en la radio en 1950.

La televisión siguió en 1962 y entonces el sonido se acompañó de imágenes de cuadros de grandes maestros que representaban la anunciación a la virgen.

El lugar que ocupa el ángelus es tan predominante que el principal noticiero de la televisión es apodado "seis y uno", en referencia a su inicio un minuto después de las 18h00.

"Creo que estamos listos para que las noticias de las seis empiecen a las seis", tuiteó Louise O'Reilly, congresista del partido republicano de izquierda Sinn Fein, que apoya la petición.

Para sus detractores, el ángelus da un espacio desmesurado a la fe católica en una sociedad que intenta emanciparse de la influencia de la Iglesia.

Esta ya ha perdido fuerza en los últimos años: en 2018 los irlandeses votaron abrumadoramente a favor de despenalizar el aborto, tres años después de la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, también por referéndum.

- "Todos los credos" -

Continuando con esta ola de cambios, en mayo de 2019 los irlandeses también aprobaron una ampliación de la ley de divorcio, unos meses después del apoyo abrumador para la derogación de la blasfemia en la Constitución.

Como Irlanda, el ángelus también ha evolucionado. Las imágenes religiosas fueron abandonadas en 2009 para mostrar a personas anónimas, como un pescador o una madre en duelo.

Desde 2015 se difunden nuevas series de imágenes para "fomentar la oración o la reflexión de las personas de todos los credos o de quienes no profesan", como las de un hombre que esculpe en la arena unas manos que rodea a una paloma.

Aunque la religión no se menciona abiertamente, el sonido de las campanas sigue acompañando a las imágenes y la emisión sigue llamándose "el ángelus".

En 2015, la RTE reconoció el aspecto divisorio de la emisión, señalando que para algunos es "tan parte de la identidad cultural única de Irlanda como el arpa de su pasaporte", mientras que para otros es "un anacronismo, el recuerdo de un período cristiano más homogéneo y practicante".

Pero en un reciente comunicado, el grupo de radiodifusión, que asegura querer representar una "diversidad de opiniones", cita una encuesta según la cual el 68% de la audiencia quiere que se mantenga.

jts-acc/zm