Al menos diez muertos en un tiroteo masivo en un supermercado de Buffalo, Nueva York

·4 min de lectura

Un hombre de 18 años armado con un rifle y un chaleco antibalas abrió fuego en un supermercado de la ciudad de Buffalo, en el estado de Nueva York, y mató al menos a 10 personas antes de ser detenido. También hirió a tres personas más. Las autoridades describieron el evento como "extremismo violento por motivos raciales".

Diez personas fallecieron este sábado en el marco de un tiroteo en las inmediaciones del supermercado 'Tops Friendly Market', en Buffalo, estado de Nueva York. Los investigadores informaron que el tiroteo fue transmitido a través de una cámara colocada en el casco del hombre.

"Salió de su vehículo. Estaba muy armado. Tenía equipo táctico. Llevaba un casco táctico. Tenía una cámara que estaba transmitiendo en directo lo que estaba haciendo", dijo el comisario de policía de la ciudad, Joseph Gramaglia, en una conferencia de prensa posterior.

Según el comisario, el hombre disparó inicialmente a cuatro personas fuera de la tienda, tres de ellas mortalmente. En el interior de la tienda, un guardia de seguridad disparó varias veces contra el tirador y le alcanzó, pero el chaleco antibalas que llevaba le protegió. El hombre mató entonces al guardia de seguridad y a varias personas más. La policía dijo que 11 de las víctimas eran negras y dos son blancas.

Cuando la policía llegó y entró en el supermercado, se enfrentó al hombre, explicó Gramaglia.

"En ese momento el sospechoso se puso la pistola en el cuello. El personal de la policía de Búfalo -dos patrulleros- habló con el sospechoso para que soltara el arma. Él soltó el arma, se quitó parte de su equipo táctico y se rindió en ese momento. Se le condujo al exterior y se le metió en un coche de policía", dijo.

El presunto pistolero fue identificado más tarde como Payton Gendron, de 18 años, de Conklin, una comunidad del estado de Nueva York situada a unos 320 kilómetros al sureste de Búfalo

Crimen de odio

El supermercado se encuentra en un barrio de mayoría afro, a unos 5 kilómetros al norte del centro de la ciudad de Buffalo. El sheriff del condado de Erie, John García, calificó el tiroteo de crimen de odio.

"Esto fue pura maldad. Se trata de un crimen de odio por motivos raciales cometido por alguien ajeno a nuestra comunidad, ajeno a la Ciudad de los Buenos Vecinos... que entra en nuestra comunidad y trata de infligirnos ese mal", dijo García.

"Esta es la peor pesadilla a la que se puede enfrentar cualquier comunidad, y estamos sufriendo y estamos hirviendo en este momento", dijo el alcalde de Buffalo, Byron Brown, en la conferencia de prensa. "La profundidad del dolor que las familias están sintiendo y que todos nosotros estamos sintiendo en este momento no puede ni siquiera explicarse".

El sospechoso estaba siendo interrogado el sábado por la noche por el FBI y se esperaba que Conklin compareciera ante el tribunal más tarde el sábado.

Los detalles de la escena relatados por testigos

Braedyn Kephart y Shane Hill, ambos de 20 años, entraron en el aparcamiento justo cuando el tirador salía. Lo describieron como un varón blanco de unos 20 años de edad que vestía ropa de camuflaje, un casco negro y lo que parecía ser un rifle.

"Estaba de pie con el arma en la barbilla. Nos preguntamos qué demonios está pasando. ¿Por qué este chico tiene un arma en la cara?" dijo Kephart. Se puso de rodillas. "Se arrancó el casco, dejó caer el arma y fue abordado por la policía".

Más de dos horas después del tiroteo, Erica Pugh-Mathews esperaba fuera de la tienda, detrás de la cinta policial.

"Nos gustaría saber el estado de mi tía, la hermana de mi madre. Estaba allí con su prometido, se separaron y se fueron a pasillos diferentes", dijo. "Una bala por poco le rozó. Pudo esconderse en un congelador, pero no pudo llegar hasta mi tía y no sabe dónde está. Sólo nos gustaría que nos dijeran si está bien".

Una investigación en curso

La gobernadora Kathy Hochul tuiteó que estaba "siguiendo de cerca el tiroteo en una tienda de comestibles en Búfalo", su ciudad natal. Dijo que los funcionarios estatales han ofrecido ayuda a las autoridades locales.

La oficina del jefe de la policía del condado de Erie informó en las redes sociales que había ordenado a todo el personal disponible que ayudara a la policía de Búfalo. El fiscal general Merrick Garland fue informado sobre el tiroteo, dijo el portavoz del Departamento de Justicia Anthony Coley.

En la Casa Blanca, la secretaria de prensa Karine Jean-Pierre dijo que el presidente, Joe Biden, estaba recibiendo actualizaciones periódicas sobre el tiroteo y la investigación y había ofrecido oraciones con la primera dama por las víctimas y sus seres queridos.

El tiroteo se produjo poco más de un año después de un ataque en marzo de 2021 en una tienda de comestibles 'King Soopers' en Boulder, Colorado, en el que murieron 10 personas.

Con AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente