Diez días de función del Circo de Vienna con la polémica bien encendida

En Galicia, llega el Circo de Vienna y se crea la discordia. Seprona hacía sus habituales inspecciones para comprobar que los animales no sufren maltrato en el circo. Pero han levantado su carpa en finca privada y ahí está el truco, ni Xunta ni Ayuntamiento puede prohibirlo. Siendo serpientes y cocodrilos los animales, los animalistas sí creen que se puede hacer más. Y unos cuantos de su lado, consideran que "estamos quitando todo". Los propietarios apelan a una vida, la de su familia, que lleva en el circo desde el siglo XVIII. Diez días de función con la polémica bien encendida.

 

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines